Las ventajas de fidelizar a tus clientes

En el post de hoy vamos a hablar de la importancia de fidelizar a clientes en el sector turístico. Aunque es de vital importancia para todo el sector del transporte y el hospedaje, los procesos de fidelización cobran sentido para cualquier marca. Los clientes fieles no solo representan una fuente de ingresos a largo plazo, sino que con una buena estrategia pueden ayudarte a captar a nuevos clientes.

Vivimos en un mundo que cada vez ofrece más productos y servicios. En unas pocas décadas las empresas que antes trabajaban a nivel local lo están haciendo a nivel global. Basta un ordenador, una conexión a Internet y una buena idea para poder vender. Mientras los proveedores de servicios se han multiplicado exponencialmente, el número de clientes, generalmente, no ha crecido a la misma velocidad, creando mayor competencia.

Cada vez es más complicado darse a conocer, por ello, si un cliente ya te conoce y le ha gustado la experiencia con tu marca, es más probable que repita, ¿verdad?

Actualmente las marcas están más centradas en atraer a clientes a sus páginas web para que realicen una venta y descuidan los procesos de fidelización. Una de las causas es que los objetivos que se suelen marcar en las estrategias son muy a corto plazo, y es difícil calcular en esos plazos las ventajas de aquellos clientes que repiten año tras año en nuestros establecimientos.

Los clientes fieles son de gran valor para cualquier marca

clientes-fieles

¿Sabías que
conseguir un cliente nuevo cuesta entre 5 y 10 veces más que mantener un cliente fidelizado? Otro aspecto a tener en cuenta es que los clientes fieles tienden a gastar más que los nuevos clientes. Además, mantener clientes fidelizados es tan barato como almacenar sus datos en un fichero digital.

Los clientes fidelizados conocen mejor tu producto y comparan menos. Por eso da igual lo que haga la competencia, si ofrecen precios y experiencias similares (hecho que en turismo ocurre mucho) es poco probable que un cliente fiel opte por su oferta en vez de por la tuya. ¡Además son más receptivos a nuestras acciones de marketing!

Finalmente, los clientes fieles duran mucho más tiempo y son más proclives a recomendar nuestra marca a sus conocidos, generando reputación por uno de los canales más potentes: el boca a boca. Por todos estos motivos, las principales compañías hoteleras del mundo trabajan para conseguir captar el mayor número de clientes fieles posibles. 

¿Cuándo debemos empezar a fidelizar a nuestros clientes?

empezar-fidelizar-clientes

Lo lógico sería pensar que para empezar a fidelizar primero hay que ser cliente, ¿no? ¡Nada más alejado de la realidad! Se debe empezar a hacerlo antes del acto de compra. Se empieza fidelizando a través de la imagen de marca, seguida de ofrecer productos que interesen al público objetivo y con un proceso de compra adecuado a sus necesidades.

Si lo piensas bien, tiene sentido: ofrecer productos atractivos, bien adaptados a unas necesidades y vendidos de una forma sencilla. Para ello es muy importante conocer bien a tus posibles compradores, en Inbound Marketing les llamamos Buyer Persona y son unas representaciones ficticias de nuestro comprador ideal. Sus hábitos de compra vienen definidos por el Buyer’s Journey, o el conjunto de necesidades y pasos que sigue un Buyer Persona para realizar una conversión (¡y compra!).

La salud de tu marca, a prueba

Tags: Fidelización de Clientes, LEER, OH! Bjetivos

Seguro que te interesa...