Consejos para crear un blog de una empresa turística

Hace algunos años, crear un blog suponía tener que pedir ayuda a ese amigo informático que todos tenemos (o tener nociones de programación, claro), pero por suerte hoy en día existen gran cantidad de herramientas que nos permiten crearlo de la nada con gran facilidad. A continuación te vamos a explicar qué necesitas saber para tener un blog si lo que quieres es potenciar las ventas de tu negocio turístico. ¿Preparado? ¡Allá vamos!

Lo primero que hay que tener claro es para qué sirve un blog. Entre las múltiples ventajas que puedes encontrar destacamos las siguientes:

Te ayuda a aumentar no solo la cantidad sino también la calidad de las visitas

Escoger estratégicamente la temática del blog nos va a facilitar visitas más interesantes. ¿Cómo? Atrayendo a los lectores que se puedan convertir en clientes potenciales. De nada nos sirven 300 visitas desde Marruecos si lo que nos interesa es atraer turistas alemanes, por ejemplo.

Ayuda a que Google te encuentre

Como lo lees. Publicando contenido de calidad y haciendo un buen trabajo de posicionamiento eligiendo bien las palabras clave que utilizas, Google (oh, todopoderoso)  por arte de magia empezará a tenerte más en cuenta.

Serás considerado un experto

Posicionarte como experto te da poder, esto es así. ¿Y qué hay que hacer para ser considerado un experto? Pues no hay nada mejor que demostrar que entiendes de algo, hablando de ello en un post de un blog. En muchos sectores, es muy importante hacerse un hueco entre los profesionales demostrando lo que sabes. No basta con decirlo, si eres capaz de hablar con rigurosidad sobre un tema en concreto, tu credibilidad aumentará exponencialmente.

Haz que se queden contigo

Un blog no es solo la herramienta perfecta para seducir a nuevos clientes, sino también para enamorar a los que ya están convencidos. Recordarles por qué han llegado hasta a ti con información nueva e interesante que les pueda servir de ayuda. Como en las relaciones de pareja, la llama del amor hay que mantenerla viva día a día, no lo olvides.

El saber no ocupa lugar

Tener un blog te sirve, además de todo lo comentado antes, para mantenerte actualizado y seguir aprendiendo cosas interesantes. No está mal, ¿no?

Encontrarás al turista en todas sus etapas de compra

Como ya sabes, la compra no se limita a un momento determinado, sino que se trata de un proceso. Desde que imaginamos el viaje, buscamos información y finalmente reservamos. Por eso, un blog es ideal para dirigirte a todas las etapas del proceso, ya que te permite hablar de diferentes temas según el público objetivo al que se dirija.

Ponle cara a la marca

Un blog te da la oportunidad de humanizar la marca, hablar de las personas que la componen. Un recurso muy valioso para los potenciales clientes a los que les transmites confianza y empatía.

Bueno, bonito, barato

Efectivamente, los costes de crear y mantener un blog son muy bajos en relación a los beneficios obtenidos, por lo que cumple de sobra con las expectativas económicas para cualquier negocio turístico que esté pensando en crear uno.

¿Ya te hemos convencido? Después de hablar de las bondades de crear un blog, vamos al lío. Ahora hablaremos de lo que necesitas para tener uno. ¡Toma nota!

1. Define al público objetivo y la temática

Lo primero que hay que tener claro antes de empezar es quién es tu cliente ideal. Solo así podrás saber qué temas le interesan, cuáles son sus gustos o necesidades y proporcionarle lo que está buscando. Otra cosa importante que nos aporta el conocer a nuestro público es elegir el tono en el que le vas a hablar. ¿Es una persona que busca vivir aventuras, o por el contrario se trata de alguien que prefiere relajarse durante las vacaciones?

Llegados a este punto es imprescindible hablar de palabras clave. Exacto, ellas son la llave (guiño) para abrir la puerta del posicionamiento web. Elegir las palabras indicadas te puede acercar mucho más al tráfico que necesitas. No infravalores su importancia.

 2. Aporta contenido de valor

Ya lo hemos dicho en innumerables ocasiones, no tiene sentido escribir por escribir, cuanto más mejor, sin aportar ningún dato interesante o información que pueda ser realmente de ayuda. Si queremos destacar entre la multitud, tenemos que ser originales, pensar qué queremos decir y hablar de cosas que nos resulten curiosas a nosotros mismos para despertar el interés de los demás.

3. Las imágenes importan, y mucho

Otro must del mundo en el que vivimos. Las palabras son importantes, claro que sí, pero las imágenes lo son tanto o más. Dile adiós a las fotos borrosas y de mala calidad y, por favor, no uses la primera foto que encuentres navegando por Google porque lo más probable es que esté sujeta a derechos de autor. Lo mejor es utilizar un banco de imágenes donde las fotografías son de alta calidad y muchas veces de forma gratuita.

4. La clave está en las palabras

Ya lo hemos comentado antes, utilizando las palabras correctas conseguirás tener más visitas. Bendito SEO que nos ayuda a averiguar qué debemos tener en cuenta para tener un buen posicionamiento en Google y conseguir así que nuestra página aparezca en los primeros puestos de búsqueda.

5. Un blog empresarial no es un diario personal

¿A qué nos referimos exactamente? Pues que si lo que quieres es crear un blog para tu empresa o negocio turístico, tengas siempre en mente el objetivo principal y el público al que va dirigido. 

Antes hemos comentado que tener un blog nos acerca a la audiencia, añade empatía y humaniza la marca. Bien, eso es cierto. Pero lo que no hay que olvidar es que se trata de trabajo, tiene que ser profesional. Si lo que quieres es hablar sobre tus aventuras personales, ningún problema, pero nuestro consejo es que utilices otro blog con otro propósito diferente para no mezclar temáticas.

Y por hoy eso ha sido todo. Esperamos que te haya servido de ayuda esta información.

En definitiva, crear un blog aporta muchos beneficios a corto y largo plazo, pero también implica dedicación y mimo a la hora de escoger los temas de los que quieras hablar. Nuestro consejo es que disfrutes de la experiencia, lo utilices como vía de aprendizaje personal y profesional y le saques el máximo rendimiento. Verás cómo tu negocio turístico te lo agradece.

Inbound Marketig para Turismo
También te puede interesar