Caso de estudio: Valencia como destino inteligente

El mundo turístico no para de evolucionar, mejorar y ampliar productos. Enfocarse al cliente y ofrecerle experiencias que cubran unas necesidades adaptadas a esta época digital es uno de los retos que tanto empresas como países tienen presentes a la hora de innovar.

Entre ellos, España, como capital top en cuanto a gestión de turismo se refieren, debe emprender acciones orientadas a mantener esa posición de privilegio para crear nuevas oportunidades de negocio que le permitan diferenciarse. Entre estos objetivos se encuentra impulsar la diversificación de los mercados y consolidar los éxitos obtenidos en los mercados tradicionales que, todo sea dicho, no son pocos.

Pero antes, hagamos un breve repaso con “El futuro del turismo” Destinos inteligentes”, si aún no has leído la tendencia futura de qué son los destinos inteligentes no te pierdas este post ⬅️

valencia sostenible

Entre los destinos españoles que se presentaron como Destino Turístico Inteligente (DTI) encontramos a Valencia, la cual encabeza en cuanto a características la posición más relevante, seguido de Palma de Mallorca (donde se encuentra nuestra adorada sede de Inturea) y Málaga.

El mes de marzo la concejalía de Turismo de la ciudad valenciana, presentó su sistema de información turística, la cual permitirá centralizar todos los datos utilizados por la administración y el sector turístico con el fin de obtener un mayor conocimiento de la realidad turística valenciana.

 

La estrategia hecha realidad

Conocer al buyer persona y el público objetivo es uno de los puntos de toda estrategia turística necesarios para ejecutar eficientemente todo el proceso turístico.

Durante el mes siguiente a su presentación, la Comunidad Valenciana presentó el primer plan DTI para el municipio interior de la ciudad de Villena (Alicante) el cual tiene como fin impulsar su competitividad turística a partir de la estrategia de la Generalitat en DTI.

Tener las herramientas que permitan tomar decisiones a nivel turístico, tanto a nosotros como ciudad como al sector, de forma razonable y trabajada, conseguirá que contemos con el mayor número de datos posibles de forma ordenada. El análisis de toda la extracción de datos posibles permitirá a la administración y al sector acceder a la evolución de los datos turísticos en número de visitantes, pernoctaciones o principales mercados. También a la conectividad, mostrando cuántas plazas de avión se han aumentado en mercados concretos o cuáles son los principales hubs con los que están conectando. Esto le permitirá al sector hacer sus propias estrategias para dirigir su actividad comercial.

También concentrará la información acerca de las ofertas que la ciudad ofrece a los visitantes, como capacidad hotelera, capacidad de apartamentos, restaurantes, locales de ocio o número de museos. Con todos estos datos, los destinos inteligentes persiguen garantizar el desarrollo sostenible del territorio turístico y aumentar la interacción e integración de los visitantes con el entorno y mejorar su experiencia, además de la calidad de vida de los residentes.

 

Sensorización y digitalización

Tras la presentación, valoración y aceptación, se encuentra la puesta en escena:

La intención al abordar la parte de sensorización es tener un análisis de los hábitos y costumbres de los visitantes. Tener un espacio donde recoger por dónde se mueven o qué visitan, y esto se hará gracias a sensores. Lo que es evidente es que tener en la mesa la evolución de todo lo que ocurre en el espacio permite tomar decisiones mucho más precisas y que consigan lo que realmente la administración busca, además de prevenir situaciones no deseadas.

smart city valencia destino inteligente

Estas líneas de trabajo van encaminadas a adaptar el turismo en esta ciudad al modelo DTI de la Comunidad Valenciana. Se han crear propuestas estratégicas en materia de gobernanza, accesibilidad, sostenibilidad, innovación, conectividad y sistemas de información.

En este sentido, la Comunitat Valenciana está haciendo muchos avances. Se ha puesto en marcha un proyecto de playas inteligentes en el que se contemplan acciones como incorporar drones de vigilancia, localización de personas u objetos, sensores UVA, banderas sensorizadas, servicios de emergencias conectados, semáforos inteligentes, bolardos para la prevención de invasiones o videovigilancia, está claro, que toda inversión digital para conseguir objetivos tan ambiciosos es poca.

Respecto a la sostenibilidad, València trabaja para conseguir un desarrollo turístico equilibrado mediante una gestión económica, la cual genere oportunidades y empleo; medioambiental, que minimice el impacto tanto en el espacio urbano como natural; y social, gestionado a través de consenso de todos los actores implicados.

Además, València forma parte de diferentes investigaciones tecnológicas como el proyecto europeo SCITHOS y el proyecto Alter Eco, al mismo tiempo que ha creado la plataforma tecnológica Valencia Ciudad Inteligente (VLCi) y está desarrollando un Sistema de Información Turística que incorpora indicadores específicos del sector, con el fin de mejorar la gestión de los recursos, la demanda y la información para la toma de decisiones.

valencia inteligente

 

La puesta en escena

Valencia también está potenciando durante los últimos años la adaptación de infraestructuras, la aplicación de nuevas tecnologías y la creación de servicios para todas las personas, con el objetivo de garantizar un elevado grado de accesibilidad universal para cualquier visitante. Este importante esfuerzo de difusión se encuentra reflejado en la guía de accesibilidad de la oferta turística, que ofrece a través de la web todos los servicios de información, reserva y compra de la oferta turística.

En la misma línea, todas las instalaciones turísticas de la ciudad cumplen el riguroso código técnico de edificación español, que obliga a eliminar todas las barreras arquitectónicas. La oferta turística de València se ha preparado para atender a cualquier visitante, incluyendo un programa de playas accesibles que permite a los turistas con diversidad funcional disfrutar del baño en el mar con asistencia especializada.

Como ves, un DTI conlleva una planificación muy exhaustiva, conocer el mundo turístico y sus tendencias y aplicar una serie de acciones para conseguir que cada uno de los destinos turísticos esté adaptado. No te pierdas todos los avances digitales que el mundo turístico está siguiendo que estamos seguras que van a seguir dando de qué hablar ¡Nos vemos en el próximo post!

Crea un concepto experiencial inspirándote en estas 30 marcas

Tags: Turismo Sostenible, LEER, OH! Marcas

You May Also Like