Todo lo que necesitas saber para usar dron en un hotel o destino

Los vídeos de promoción de hoteles, destinos turísticos, eventos y festivales han ganado espectacularidad gracias a las imágenes aéreas captadas con drones. Sin embargo, el uso de drones puede comportar una serie de problemas legales que conviene conocer.

La mayoría de estos aparatos funcionan por control remoto, mientras que otros son programados para hacerlo de forma completamente automatizada.

Existen multitud de drones y usos distintos de estos, desde los simples juguetes hasta los que se utilizan para tomar imágenes —su función más habitual— o los que incluyen un desfibrilador para actuar en casos de infarto antes de que llegue la ambulancia.

También se emplean drones aéreos para la recogida de datos cartográficos con el fin de estudiar el estado de las edificaciones cercanas a la costa y cómo afecta la erosión del litoral a infraestructuras marítimas.

Licencia

La licencia es obligatoria siempre y cuando se haga un uso profesional del dron, así como estar dado de alta como operador. También hace falta un certificado médico que acredite que el piloto no sufre ningún problema de salud que le impida manejar la aeronave, además de un seguro de responsabilidad civil.

La licencia, en cambio, no es necesaria cuando se haga un uso lúdico o recreativo, aunque eso no implica que el piloto aficionado no deba tener una serie de conocimientos legales.

Incluso el dron más pequeño y en apariencia más inofensivo puede causar muchos problemas si lo utilizamos de forma incorrecta o en zonas prohibidas.

Imaginemos, por ejemplo, las consecuencias que puede tener si hacemos volar una de estas aeronaves cerca de un aeropuerto y es absorbida por la turbina de un avión.

Cabe recordar, por ejemplo, que los dos aeropuertos más grandes del Reino Unido han decidido invertir millones de libras en equipos antidrones militares para intentar protegerse de ataques futuros como los que el pasado diciembre dejaron en tierra unos 1.000 vuelos, afectando a 140.000 pasajeros.

Lugares

Por otra parte, la ley establece unas condiciones para los vuelos recreativos:

  1. No se puede hacer volar el dron si hay un aeropuerto o un aeródromo a menos de 8 kilómetros de distancia.
  2. Tampoco se puede hacer volar un dron dentro de un espacio aéreo controlado.
  3. El dron deberá permanecer siempre dentro del alcance visual del piloto llegando alcanzar hasta un límite de 500 metros y no elevarse más de 120 metros desde el suelo.
  4. Conviene hacer volar el dron siempre de día y con buenas condiciones meteorológicas, aunque los vuelos nocturnos están permitidos para drones con un peso inferior a 2 kilos y con una altura máxima de 50 metros.
  5. En una ciudad o sobre aglomeraciones de personas solo se permite el vuelo a una altura máxima de 20 metros y con drones que no pesen más de 250 gramos.

El seguro de responsabilidad civil no es obligatorio para un uso lúdico y recreativo pero sí recomendable.

Denuncias

Por otra parte, las denuncias más habituales por el uso de drones tienen que ver con la intimidad y el honor de las personas.

Por ejemplo, yo no puedo hacer sobrevolar un dron por encima de una casa, tomar imágenes de ella o de sus habitantes y publicarlas. Pero también hay accidentes: si un dron cae, puede provocar una serie de daños que hay que reparar.

Además, las sanciones van desde 60 euros en los casos más leves hasta 225.000 en los más graves. A estas cantidades, habría que añadir la reparación de daños causados, las indemnizaciones, etc.

Futuro

Los expertos en tecnologías aseguran que en diez años, los drones comerciales se habrán integrado en la vida cotidiana de las ciudades y tendrán presencia en múltiples actividades, desde el turismo hasta la seguridad.

Por ejemplo, se habla de drones que llevarán las maletas del pasajero, controlarán el tráfico de vehículos, vigilarán infraestructuras críticas, llevarán primeros auxilios de emergencia, tomarán fotografías aéreas a los turistas, apagarán fuegos, transportarán personas... Así se imaginó el futuro durante el reciente congreso Amsterdam Drone Week, que tuvo lugar el pasado noviembre.

Renovarse o morir: 5 marcas que han sabido evolucionar y triunfar

Tags: OH! Tendencias, VER, drones

Seguro que te interesa...