Backpackers, más que una tendencia que hace crecer la cultura de hostels.

Vamos a dividir el Videoblog en dos partes, primero hablaremos de los backpackers y sus inquietudes como travelers para así después entender las claves para crear un hostel de éxito.

La tendencia de los mochileros o backpackers está cada vez más consolidada, ya no son solo viajeros jóvenes, sino que de cada vez el rango de edad se va ampliando más y más, así como también el prototipo de mochilero como tal va siendo mucho más variopinto. 

Este tipo de viajero busca experiencias y emociones de primera mano, no busca viajes organizados sino que va viviendo el viaje y adaptándolo según se vayan dando las circunstancias.

Se trata de viajar con la emoción de resolver problemas y disfrutar de las soluciones que cada uno busca para sostener el viaje, el ánimo, la aventura, el presupuesto, las memorias. En resumen, es EXPERIENCIA DE VIDA, y toda experiencia incluye de por sí un aprendizaje.

Buscan adentrarse en las costumbres y realizar intercambios culturales con los nativos, para así poder adaptarse y entender su forma de vida. Como recomendación, si aún no habéis experimentado este tipo de viaje os lo recomiendo muchísimo así como también os advierto que es adictivo.

Sí, hay vida más allá de AirBnB amigos, y aunque efectivamente esta ha sido la última gran innovación en el sector del alojamiento, la tendencia que despegó de la mano de los backpackers, no tiene relación con la citada empresa de alquileres vacacionales y sí con los albergues. Pero como en inglés todo suena más novedoso, los llamaremos hostels, más acorde a su diseño moderno y espíritu juvenil.

¿Qué es un hostel?

Puede tener dos o doscientas habitaciones. No se caracteriza por su tamaño, sino porque es económico y porque la mayoría de sus dormitorios son compartidos. Es decir, se paga la cama, no la habitación, que se comparte con otros viajeros (entre 3 y 20). El precio medio de un hostel es de entre 10 y 15 euros por persona y noche, aunque siempre dependerá del país.

Para muchos, el término hostel está asociado a un alojamiento barato para mochileros que comparten habitación y toman sus decisiones de compra basándose únicamente en el factor precio. Sin embargo, el concepto hostel ha trascendido, evolucionando tanto a lo largo de los últimos años que les ha situado en el punto de mira de profesionales, inversores y clientes

Sin duda podemos confirmar tres cosas: la primera es que ha dejado de ser una moda, la segunda es que la consolidación del segmento ha llegado a España, y la tercera es que se abre una oportunidad para las cadenas de hostels que quieran crecer,

Siempre han existido hospedajes económicos, pero los hostels son diferentes a las pensiones o a las posadas. Su concepción como un alojamiento destinado a los jóvenes los ha dotado de dos características únicas: un precio muy bajo y la familiaridad entre viajeros, al estilo de las antiguas casas de huéspedes, con muchas zonas comunes, salas de cine, salas de juegos y bares muy ambientados que no hacen más que fomentar la sociabilidad de sus huéspedes durante su estancia.

Os traigo tres recomendaciones personales,

  • El primero, el St. Cristopher Inn de London Bridge (@stchostels) donde destacaría sin lugar a duda su bar,

  • El segundo, el Clicknoord de Ámsterdam (@clinkhostels) donde lo mejor es la comodidad.

  • El tercero y no por ello menos importante, Treck Hostel de Gante (@treckhostel), este último es un impresionante hostel en el que duermes en caravanas.

Crea un concepto experiencial inspirándote en estas 30 marcas

Tags: VER, OH! Marcas, Deporte

Seguro que te interesa...