Vamos a hacer un ejercicio ficticio tomando como referencia una marca que todavía no se ha creado, como si partiéramos de cero. Si en tu caso ya tienes un establecimiento ó servicio en marcha, este ejercicio te servirá para reflexionar sobre tu identidad y cómo se refleja en todo el proceso de relación con el viajero.