Las tendencias que despuntan en la industria hotelera

El turismo es una de las industrias más cambiantes y frenéticas del planeta. Las nuevas tecnologías van a ser un pilar importante para la renovación del sector hotelero, del mismo modo que el concepto de ecosostenibilidad. Cada vez más, los hoteleros buscan no sólo satisfacer las necesidad inmediatas de sus clientes, sino ofrecer una experiencia consciente y en armonía con sus recursos.

Por este motivo quédate con estas 5 tendencias que serán claves durante el 2019: sostenibilidad, lujo, tecnología e innovación.


1. Innovación

 En primer lugar, y la idea de la que beben las demás, es la innovación y el emprendimiento en las empresas hoteleras. Este punto es clave para conseguir llegar a un público cada vez más exigente que demanda una experiencia más personalizada y más acorde a sus propios gustos. Entre este público se suman ahora los millennials y la generación Z, por lo tanto, quedarse atrás en este sector es inviable. Algo fundamental y que aportará un valor negativo a un establecimiento, desde luego, es incorporar avances tecnológicos al establecimiento, mejoras en las infraestructuras electrónicas y digitales y dar especial valor a las experiencias y al diseño social.

El nuevo público siente especial afecto por las innovaciones tecnológicas que le permiten ahorrar tiempo, estar conectado a la red, compartir experiencias únicas y al mismo tiempo disfrutar de sus placeres cotidianos, como por ejemplo su playlist de música. Otra manera de innovar que se decanta de las tecnologías pero está directamente relacionada con la experiencia es la creación de rincones y espacios instagrameables para los clientes amantes de la fotografía. 

Cada hotel debe tener claro cuál es su público objetivo y comprender las diferentes necesidades que puedan surgirle a sus clientes para encontrar aquellos conceptos innovadores que les puedan proporcionar ganancias a largo plazo y un valor añadido a la empresa.

2-8

 

2. Nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías se han convertido en un básico en nuestro día a día y así debe ser también durante nuestra estancia en un hotel. Estamos conectados, es una realidad, pero también una nueva oportunidad de negocio para el sector hotelero. Las nuevas tecnologías permitirán a las empresas ofrecer a sus clientes un mayor control, comodidad y personalización de sus vacaciones. Algunas de las ideas más futuristas como los chatbots, robots y otras formas de inteligencia artificial, están pisando ya las establecimientos hoteleros y ofreciendo una experiencia totalmente nueva a sus clientes. Otros ejemplos de innovación tecnológica que están presentes son el reconocimiento facial, que literalmente permite abrir la puerta de tu habitación sin necesidad de tarjetas ni números pin, y las llamadas habitaciones inteligentes equipadas con conectividad a Internet y Bluetooth que permiten personalizar la experiencia del huésped.

 

Podemos apreciar cómo estas innovaciones tecnológicas hacer posible una experiencia diferente y única y, al mismo tiempo, personalizar al máximo la estancia con la comodidad y conectividad que podrías tener en tu propia casa. Se ofrece un servicio completo no sólo para satisfacer a nivel tangible, sino en la red.

8

 

3. La experiencia y el lujo

 

Este año las marcas de lujo están apostando ya por reinventarse y atraer a una clientela más heterogénea que incluye al público joven, un público que generalmente no forma parte de un principal target de clientes. Para conseguir este objetivo las marcas necesitan inspirarse en los valores y la cultura de las nuevas generaciones y conseguir que se sientan identificados. La adopción de las nuevas tecnologías por parte del sector hotelero permite a las marcas brindar a los clientes una experiencia de inmersión a través del testeo de sus productos/servicios en un hotel. Algunas marcas de lujo como Bvlgari ya han colaborado con hoteles para conseguir sinergias entre ambas empresas y sectores, algo que ayuda a aumentar su alcance y su público. 

Estas sinergias no sólo son provechosas para las marcas, también ofrecen una experiencia diferente de lujo y muy personalizada a los huéspedes, que al mismo tiempo harán buena publicidad de su experiencia si les ha gustado. Otro ejemplo de colaboración se estableció entre Rituals Cosmetics (una marca sostenible y consciente) y algunos hoteles de Meliá, a los que proporcionó productos como amenities en sus habitaciones.

 3

 

4. Sostenibilidad

Hace ya un par de años que los negocios ecosostenibles están en auge y dan respuesta a las demandas de los viajeros, que también cada vez apuestan más por este tipo de servicios que adoptan un enfoque integral de la sostenibilidad.

Una encuesta de Booking.com revela que el 87% de los viajeros del mundo prefiere viajar de forma sostenible, por lo que este 2019 podemos prever que los objetivos de los hoteleros irán a implementar prácticas innovadoras en pro del reciclaje y la eficiencia de los recursos. Los nuevos viajeros desean conocer el impacto de su paso por el hotel, no sólo ambiental sino también socialmente.

Las estrategias sostenibles y socialmente responsables ahora van desde la reducción de plásticos de un solo uso hasta el desarrollo de conceptos de negocios sociales que reciclen y regeneren los recursos. Por ese motivo algunas empresas hoteleras ya apuestan por la colaboración con iniciativas sociales, ONG y campañas de reciclaje. Un caso ejemplar de empresa relacionada con este tipo de proyectos ecosostenibles es Room Mate Hotels. Según Kike Sarasola, su líder, el personal de Room Mate va vestido con materiales 100% reciclados extraídos principalmente del mar como plásticos y algodón, ambos muy difíciles de descomponer en el entorno natural. Siguiendo esta línea, también el mobiliario de las habitaciones de algunos de sus hoteles son reciclados. Pero tampoco deja de lado las causas sociales, Room Mate Group colabora con una entidad sin ánimo de lucro llamada Auara que permitirá construir tanques de recogida de agua de lluvia en Mozambique.

1-61 

5. Innovación en alimentos y bebida

Los valores sostenibles también están influyendo en la gastronomía por eso desde los hoteles también se está demostrando cada vez más interés por los alimentos de temporada y ecológicos. El resultado son conceptos culinarios como “de la granja a la mesa” o “de la semilla a la mesa” y el “viajero gourmet”, que además de buscar un producto de calidad, en algunos casos, busca la excelencia culinaria. La innovación también entra en juego en este campo. Los millennials, con su creciente influencia, están desvaneciendo los límites entre lo caro y lo asequible a favor de la idea de que la buena comida no tiene por qué ser cara. En los hoteles es tendencia la búsqueda de un plato pintoso, tanto a nivel visual como gustativo, y en la era de Instagram, la fotografía gourmet ha incentivado la creatividad e innovación para conseguir placer visual y dar una alegría al paladar.

 

7

Como reflejan estas tendencias, el futuro del sector es cada vez más consciente y moldeado por las causas globales y los valores del consumidor. Aunque, tampoco hay que olvidar que en las industrias centradas en el consumidor, como la hotelería, sigue existiendo una constante: el capital humano, por lo que las relaciones humanas y la experiencia siguen siendo una de las causa de éxito.

 

Renovarse o morir: 5 marcas que han sabido evolucionar y triunfar

Tags: OH! Tendencias, LEER

Seguro que te interesa...