Cómo sacarle jugo al Big Data para turismo

En el podcast de hoy os venimos cargaditas de datos. La idea es analizar ese gran ente, el Big Data, dentro del sector turístico… Sí, sí, el sector que tanto nos pirra :D El término Big Data es uno de los que más suenan hoy en día en el mundo de la tecnología y marketing digital. Pero, ¿qué es realmente y cuál es su origen? A pesar de que es un concepto que se ha popularizado durante los últimos años, sus orígenes se remontan mucho antes de lo que nos imaginamos. 

También vamos a analizar el Big Data como ese ente tan novedoso y que cuenta con tanta incertidumbre entre los profesionales del sector. La idea es darnos cuenta de cómo lo vemos, qué ventajas tiene para nuestros clientes, si pensamos que está ya implementado o que le falta aún mucho por darse a conocer; y sobretodo, de qué manera le afecta al cliente final. 

En definitiva, estudiaremos la gran popularidad del Big Data debida principalmente a la oportunidad que ven en ella las grandes empresas. 

La evolución

Como sabréis, esta herramienta lleva muchos años ya siendo utilizada por las empresas de todo el mundo, pero es verdad que en el sector turístico ha aparecido hace poquito tiempo. 

Recientemente se están incorporando datos de usuario gracias al comportamiento digital de las cadenas turísticas; sobre todo de aquellas cadenas turísticas de más capital. De esta manera, las empresas saben cómo mejorar su reputación a nivel usuario. 

Para ello, aquí nosotras tomamos un gran papel: ya que el Inbound Marketing es muy relevante para saber porqué una persona se comporta de una manera o de otra; y así personalizar lo máximo posible la experiencia digital de cada potencial cliente. De esta manera, las empresas potenciarán el sentimiento de pertenencia hacia esa marca.

Nosotras nos sentimos unas pioneras en este ámbito ya que hace 4 años que empezamos a dar a conocer al mundo lo que es el Inbound Marketing, pero es verdad que seguimos notando esa carencia en el sector y seguimos notando que en este sentido está un poco verde… Seguiremos defendiendo, no obstante, que está mucho más presente en el día a día de lo que somos conscientes.

Los datos son el nuevo petróleo de nuestra era.

Esos datos, poco a poco, se están monetizando y están ganando valor de cara a las empresas; ya que al final, son comportamientos muy valiosos del público objetivo al que las marcas se quieren dirigir.

Al fin y al cabo, estos datos reflejan cuáles son los deseos de tu cliente y esto son las pepitas de oro de las marcas.

Un ejemplo claro de esto es el de Deliveroo: Ellos también funcionan como consultoría de aquellos restaurantes que tienen asociados a la App. Muchas veces estos restaurantes consultan a Deliveroo dónde ubicarse ya que a nivel digital, la App tiene muchos datos y analíticas que han desgranado del cliente final y de dónde se ubica su público más deseado.

Como empresa, una vez tengamos estos datos, hay que organizar muy bien nuestra base de datos y tenerla muy bien planificada para poder crear esas estrategias que utilizaremos. También nos servirá para eliminar o potenciar alguna herramienta que creíamos útil pero realmente no lo es tanto ya que nuestro cliente no la utiliza, o viceversa.

Los CRM

Pensamos que últimamente ha habido un boom! dentro del sector en referencia a la utilidad de los CRM. Las empresas se han querido añadir como locas a la era de la tecnología, pero si no estableces realmente una buena estrategia tecnológica y no sacas los resultados que necesitas gracias a tu CRM, esto no sirve para nada. 

Como añadido y en términos generales, existen muchas empresas que se las dan de empresas tecnológicas pero siguen sin tener CRM en las empresas, y nosotras pensamos que es una funcionalidad básica para poder adiestrar tus acciones y analizar tus datos. Si no tenemos un CRM bien extraído, no sirve para nada toda la tecnología que la empresa tiene contratada.

Los negocios que viven del BigData

Aquí podríamos definir dos vias: en primer lugar, esa gran empresa con presupuesto para poder aprovecharse de ese BigData y en gran tecnología. Y otras empresas más PYMES que no pueden invertir según en qué tipos de tecnologías, pero sí que pueden hacer uso de otras herramientas más sencillas que les proporcionen resultados óptimos para seguir trabajando. Dejando en otro campo por ejemplo a cadenas hoteleras más grandes como Meliá Hotels International que tienen un músculo financiero y de equipo mucho más grandes.

Los beneficios del Big Data dentro del sector turístico

  • Anticiparse a las necesidades del cliente: Análisis predictivo de cómo va a reaccionar tu cliente. Identificar mediante un montón de variables si el cliente tiene gran potencial de conversión o poco.
  • Mejor toma de decisiones: Como todo en esta vida, ¡la información es poder! Y esta información te va a ayudar a saber la situación de tu empresa y por lo tanto, a poder tomar una mejor decisión sobre alguna acción o estrategia de la que no estéis 100% convencidos.
  • Mejorar el impacto de tus acciones a nivel de marketing: Mejorar las reservas en base al aprendizaje que estás teniendo enfocando tu estrategia para un lado o para el otro. Por ejemplo, nuestro compañero Rafael de Jorge, reconocido y gran profesional del sector, ha mencionado en muchas de sus conferencias un caso de un cliente suyo que verdaderamente le llamó mucho la atención. Este cliente (cadena hotelera) notaba falta de público en uno de sus hoteles a medio día; concretamente en el restaurante. 
    Lo que hicieron para aumentar esta ocupación fue una estrategia de growth marketing y lo que hicieron fue impactar mediante una campaña de IG geolocalizada en un centro comercial que estaba al lado del restaurante del hotel. A la semana siguiente el restaurante estaba lleno del público que habían estudiado previamente y que iba al centro comercial colindante al restaurante.
  • Nuevos negocios a partir de ese análisis del Big Data: Esos otros negocios pueden dar otra experiencia diferente al usuario. Triplist.me aprendía de los comportamientos del turista. ¿Cómo? Pues hacían que sus usuarios les dieran acceso a sus redes a cambio de que Triplist.me les ofreciera información turística personalizada en base a sus gustos y aficiones del tipo de: destino perfecto de vacaciones, combinación de vuelos perfecta, acciones a desarrollar en cada destino...

Esto y mucho más puede extraerse de un buen análisis del BigData y como veis, nosotras os hemos ofrecido una postura del Big Data a nivel usuario (ya que a nosotras lo que nos va es el branding…) pero no deja de preocuparnos este fenómeno el cual afecta y aporta beneficios a nuestro sector. 

Esperamos que puedas aplicar estos conocimientos a tu marca y sigas investigando sobre los comportamientos de tu target día a día.

¡Hasta muy pronto!

New call-to-action

Tags: OH! Tendencias, ESCUCHAR, bigdata

Seguro que te interesa...