Los 4 mejores ejemplos de marketing experiencial en turismo

La manera de consumir productos o servicios ha digievolucionado. Los clientes ya no se conforman con que un producto o servicio a la altura de sus necesidades sino que buscan que vaya más allá y exigen que les hagan sentirse únicos y especiales en cada toma de contacta con la marca. ¿Y esto cómo se consigue? Sigue leyendo que te contamos de qué va esto.

El marketing experiencial consiste en llegar al corazón de tus clientes de una manera más sutil; menos intrusiva. No consiste en vender un producto o servicio, sino una experiencia 360. El reto es convencerles que tu producto es más que eso, es una experiencia que necesita vivir y la cual nunca olvidará. Ocupar un rinconcito en la memoria de tus usuarios será tu bien más preciado.

Con este tipo de marketing, las marcas crean un vínculo con su público más allá del producto o servicio que venden. Éstas usan técnicas y herramientas de venta que rompen barreras físicas y emocionales.

El quid de la cuestión es crear un experiencia que provoque en el consumidor emociones y sensaciones nuevas. De esta manera, siempre que recuerde la experiencia nuestra marca será recordada de manera implícita. 

 

El sector turístico, el rey de la pista

 

El marketing experiencial es especialmente sensible en procesos de venta del sector de servicios, y en el turismo en especial. Las empresas turísticas venden un producto, sí, pero muy ligado a la vivencia. Qué mejor sector que el turístico para sacarle todo el jugo posible a un marketing que potencia la relación del consumidor con el producto: en vivo y en directo.

La sobrecarga de información a la que se enfrentan los usuarios hace que se hayan vuelto cada vez más selectivos a la hora de decidir qué empresas son las idóneas y semejantes a ellos a la hora de organizar sus próximas vacaciones.

Gracias a este tipo de marketing las marcas turísticas pueden establecer relaciones mucho más sólidas con sus clientes que usando  otras técnicas más invasivas. Cuales son sus gustos, sus intereses, sus expectativas… todo cuenta a la hora de conseguir crear ese vínculo especial con tu cliente potencial y llegar a formar parte de su vida.

Como sabemos que al principio puede resultar confuso y lioso, te traemos cuatro ejemplos de lo más ingeniosos para inspirarte. Así que no pierdas detalle y ya sabes… ¡A tomar nota !

 

ALSA

¿Quién no detesta el aburrimiento y el cansancio de pasar horas y horas dentro de un bus? De estas sensaciones negativas nace la acción más creativa de la compañía de transporte de viajeros  Alsa; el Smile bus. Esta una nueva y divertida propuesta para viajar entre Madrid y Granada consiste en ofrecer diversas actuaciones a bordo del autobús.

De esta forma, los viajeros tienen la oportunidad de realizar el trayecto en un autobús donde se realizan diversas actuaciones musicales, monólogos, magia, y multitud de sorpresas y entretenimiento a bordo.

Con esta iniciativa Alsa quiere proponer nuevo concepto de viaje, donde la diversión a bordo del autobús es el principal objetivo y así hacer el trayecto lo más ameno a los viajeros.

 

 

 



Spanair

Un ejemplo de creatividad combinado con el factor sorpresa. A pesar de que la aerolínea española ya no exista, esta campaña jamás ha sido olvidada. Y es que es lo que tiene el marketing experiencial, que  perdura en la mente de las personas a pesar de que pasen los años. Las emociones que desencadenó sumando a la carga emotiva del momento consiguieron que esta acción se convirtiera en viral alrededor del mundo.

La campaña se realizó con los pasajeros de un vuelo de Barcelona a Las Palmas, durante la noche más nostálgica del año; el 24 de diciembre. Al aterrizar en Las Palmas , todos los viajantes recibieron regalos navideños personalizados que la línea aérea les entregó en la banda de equipaje.    

 

 

 

Uber

Ya han pasado casi 10 años y la emblemática canción All I want for Christmas is you sigue al pie del cañón. ¿ Sabrías decir cuántas veces en tu vida has cantado esta canción? Nosotras tampoco. Y es que el hit de Mariah Carey sigue sonando en todas las casas y discotecas del mundo a lo largo de las Navidades.

Pero ya no solo en casas o discotecas. La marca Uber tuvo la genial idea de convertir durante las Navidades sus coches en karaokes móviles donde los clientes podían cantar el villancico más famoso del mundo. A lo más estilo Carpool Karaoke, Uber invitaba a todos los habitantes de Madrid y Barcelona a cantar como locos en sus coches.

Pero ahí no quedaba la cosa. Cuando los usuarios utilizaban el servicio, automáticamente quedaban grabadas sus interpretaciones y así entraban en el sorteo de unas entradas para el concierto de la divaza Mariah Carey en Madrid y un exclusivo «Meet & Greet» con la artista.

 

 

Heineken

Aunque la marca que lleva a cabo esta campaña  no la podemos considerar parte del sector turístico, la experiencia que propone a su público es completamente turística. Heineken reta a los viajeros que pasean por el aeropuerto JFK de Nueva York a perder sus vuelos y volar, en cambio, en el vuelo sorpresa que Heineken les regala. Para participar, los viajeros sólo tienen que pulsar un botón y esperar a que el azar decida su destino. ¡Muy emocionante! ¿Te atreverías?

 

Hasta aquí ha llegado el post de hoy. Si quieres seguir inspirándote, aquí te dejamos un ebook sobre 5 marcas que han sabido evolucionar y adaptarse a los tiempos ¿te interesa? ¡Pues descárgatelo ya!

 Renovarse o morir: 5 marcas que han sabido evolucionar y triunfar

Tags: LEER, OH! Bjetivos

You May Also Like