El mejor y el peor ejemplo de marketing experiencial

En este post descubrimos cual es el mejor y el peor ejemplo de marketing experiencial para que tengas toda la información necesaria para brindar a tu consumidor una experiencia única y satisfactoria. Pero antes hablaremos de el marketing experiencial y de sus principales características. ¡Vamos allá!

El marketing experiencial hace referencia a la evolución de la marca, convirtiéndola en un signo capaz de comunicar, informar, convencer y relacionarse con el consumidor, consiguiendo una clara diferenciación con respecto de la competencia. Esta condición reside principalmente en la capacidad relacional de la marca con los clientes, consiguiendo que estos se sientan totalmente identificados y deseen establecer relaciones sólidas y duraderas en el tiempo, lo que supondrá para la entidad un importante capital, así como una valiosísima herramienta de cocreación de sus productos y estrategias, brindando al consumidor una experiencia única y satisfactoria.

Con esto se consigue que los consumidores no se sientan atraídos solo por el buen rendimiento o las cualidades del producto, sino también por la experiencia que lo envuelve tanto antes como después de su adquisición.

Este tipo de marketing refuerza de forma considerable el valor de una marca, logrando que sus puntos más fuertes destaquen y permitiendo que su visibilidad aumente gracias a una interacción con el consumidor más que adecuada.

Las principales características del marketing experiencial:

  • La marca tiene que escuchar y conocer al cliente, saber qué le gusta, qué no le gusta. Es preciso crear un vínculo fuerte, profundo y duradero con el que ir más allá del producto o del servicio en sí.
  • La comunicación entre la audiencia y la marca tiene que ser bidireccional, ya que hay un diálogo, una conversación que propicia la confianza.
  • Se atiende al comprador con entusiasmo, haciéndole sentir especial y ofreciéndole una experiencia agradable, tanto en el momento de la compra como en el momento post compra.
  • La decisión de compra está influenciada por esa conexión emocional, sensorial, mental, relacional o de actuación.
  • El usuario dedica tiempo a la marca porque realmente le gusta y se siente identificado con ella. 

A continuación os detallamos a nuestro juicio, el mejor y el peor ejemplo de marketing experiencial.

El mejor ejemplo no puede ser otro que el de Starbucks.

charles-koh-FuV0TOMzySc-unsplash

En Starbucks no piensan en transacciones puntuales con los clientes, sino que se centran en las relaciones y en la experiencia, tienen claro que una transacción aumenta la cifra de ventas una vez mientras que una relación lo hace una y otra vez, creando una conexión emocional con el consumidor. Por esto podemos afirmar que el éxito no es una cuestión de azar, sino que se basa en dar respuesta a las necesidades insatisfechas, y Starbucks lo ha conseguido examinando las demandas individuales de cada consumidor.

De este modo la creación y mantenimiento de relaciones estables y duraderas con los clientes, se basan en algo más que en simple contacto comercial, Starbucks genera compromiso y lealtad a través de la diferenciación, tanto de sus productos como de su target, haciéndoles sentir parte imprescindible de la marca. Con esto podemos afirmar que Starbucks tiene un Brand awareness muy potente entre su público.

Una de las últimas estrategias de marketing experiencial de Starbucks que más nos llama la atención, fue el caso #UnicornFrapuccino, una bebida exclusiva y limitada con una combinación de colores rosas y azules que solo se comercializó en algunas tiendas de Estados Unidos, México y Canadá. El contenido emocional, experiencial y una promoción única y limitada consiguió avivar todas las redes sociales e hizo que se convirtiera en trending topic mundial.

Un lanzamiento no pasó desapercibido, Starbucks lo convirtió en un acontecimiento mundial, venciendo dos de las barreras de comunicación más importantes que impiden a las organizaciones llevar sus mensajes a las audiencias en tiempos de transformación digital: destacar en un entorno saturado de información y apoyarse de la comunicación de las personas para impulsar la reputación y venta de su producto.

Con esta campaña que duró cinco días, Starbucks no solo ocupó nuevamente una posición líder en el mindshare, si no que ha logrado superar las expectativas de venta del producto y subir el valor de la acción a los más altos niveles del último año y solo una vez registrada de manera similar en los últimos cinco años.

La peor campaña es la Jagermeister “Poison” Pool Party

Jagermeister tiene una habilidad especial para crear experiencias de marca memorables utilizando estrategias de marketing de eventos. Sin embargo, un evento celebrado en México, no fue como esperaban, el acontecimiento requirió algo de química básica y al parecer los organizadores no asistieron a esa clase .

La idea era genial, querían simular la niebla atmosférica de los anuncios de Jagermeister en la piscina, para ello vertieron nitrógeno líquido, aunque poco sabían que mezclar cloro y nitrógeno crea un gas conocido como tricloruro de nitrógeno, no suena bien, ¿verdad?. El resultado fue un gas letal que asfixió a los asistentes a la fiesta, dejando a nueve hospitalizados, incluso un hombre de 21 años pasó 18 días en coma.

poison pool party

Realmente no hay nada peor que envenenar a tus embajadores de marca más activos, ¿verdad?. Lo que aprendemos con todo esto es que los especialistas de marketing no son científicos, por lo que no deben actuar como tal, de manera que cuando algo se salga de nuestro alcance, lo mejor es acudir a profesionales capacitados de ofrecernos las máximas garantías.

New call-to-action

Tags: OH! Experiencia, LEER, marketing experiencial

Seguro que te interesa...