La experiencia de usuario más allá del producto

 

Si tuviéramos que aventurarnos a hacer un diagnóstico de lo que caracterizará a las marcas de éxito del sector travel en los próximos años diríamos que estas marcas serán las que hayan sabido convertir la experiencia de usuario en su propuesta de valor principal, dandole más autoridad que al producto que representan.


A todas aquellas marcas que apuestan por la experiencia de usuario más allá del producto decimos que hacen branding experiencial, es decir, cuando se construye más allá de un logo, unos colores y una tipografía, sino que tiene una personalidad y un valor que hace que pueda contar su propia historia, de manera que al final consigue crear una conexión con el cliente final, haciéndole sentir único, especial y parte de un estilo de vida común y original.

El ser humano es más emocional que racional. E incluso en una toma de decisiones aparentemente lógica, las emociones juegan un gran papel. Hoy hablamos sobre el futuro del branding  experiencial: ése que tiene en cuenta las sensaciones de su público desde que detecta una necesidad hasta que la satisface con un producto o servicio, viviendo una experiencia no sólo positiva, sino también memorable, de principio a fin.

Pregúntate ¿Por qué muchas personas están dispuestas a pagar un café de 4 euros en el Starbucks si saben que el mismo café se lo podrían comprar por 2 en el bar de la esquina?

La respuesta es clara, porque Starbucks significa mucho más que un café, la marca lleva implícita muchas cosas más que van más allá del café. Sentarte en un Starbucks a beberte tu café de 4 euros significa estar en un entorno con un diseño actual y cuidado, significa tener una música ambiente seleccionada y de calidad, significa tener wifi gratis, significa tener a tu alrededor personas con un estilo de vida similar al tuyo, significa beber en un vaso de cartón de calidad, significa saber que a 20.000 kilómetros de ti puede haber otra persona, en otro Starbucks viviendo exactamente la misma experiencia y significa muchas otras cosas que poco tienen que ver con el café.

Pero esto no es solo cosa de Starbucks, los hoteles y las marcas turísticas están subiéndose al carro del branding experiencial cada vez más rápido…. ¡no te vayas a quedar atrás!

El marketing experiencial es especialmente sensible en el sector servicios: cuando las empresas no sólo venden un simple producto, sino que construyen una historia y toda una vivencia desde que el consumidor descubre nuestra marca hasta que por fin, la experimenta. Y qué mejor que el sector turístico para sacarle todo el jugo a este proceso con todos los sentidos, dándole al usuario la oportunidad de cumplir su sueño e incluso marcando en su vida un antes y un después.

6 pasos para desarrollar una marca turística social

Tags: VER, OH! Bjetivos, experiencia de usuario

You May Also Like