La atomización del mercado y el poder de las marcas

Cuando hablamos de atomización en el mercado, estamos hablando de fragmentación, es decir decimos que un mercado está atomizado cuando está compuesto de numerosos compradores y vendedores, en el cual ninguno ocupa lugar preponderante. En esta situación de atomización en que se encuentra el sector travel la experiencia del usuario se convertirá en un elemento fundamental para la compra. En definitiva, podemos afirmar que el sector travel esta atomizado y de esto hablamos en este podcast. 

Cada vez hay mucha más oferta turística y en consecuencia el sector esta hiper mega globalizado. Dentro de cada especialización cada vez hay más marcas y conceptos que compiten entre ellos, cada vez hay más eco-lodge, mas restaurantes con conceptos veganos, cada vez hay más hoteles boutique solo para adultos. Nuestra pregunta es clara, ¿Cómo puede ser que se aumente tanto la competencia dentro de sectores tan especializados?

Hay un montón de cosas, un montón de opciones para los turistas. Hay muchísimos productos que se pueden adaptar a cosas muy especificas, a intereses muy específicos y a nichos muy determinados. Esto hace pensar al usuario que la marca ha pensado en él, en sus intereses y que le está hablando directamente. Al final los usuarios del sector travel buscan experiencias cada vez más acorde con su estilo de vida y sus intereses y, como decíamos al principio, la experiencia del usuario se está convirtiendo en un elemento fundamental para tomar la decisión de compra.

La Atomización ha provocado la generación de un montón de experiencias nuevas y conceptos originales que intentan impactar y conectar con nichos muy específicos. Al final se pierde la exclusividad y se democratizan este tipo de experiencias. Por ejemplo, ahora se puede dormir en cabañas en los arboles en un montón de lugares, antes era algo mucho más exclusivo que solo se podía vivir en muy pocos sitios. Esta atomización del sector lleva de la mano la globalización y la posibilidad de que todos podamos vivir experiencias más variadas en cualquier parte.

Según la forma en la que nosotras trabajamos las marcas en el sector, la solución para que una marca turística pueda resaltar entre esta atomización es generando conceptos experienciales que atribuyan una entidad propia a un negocio turístico a pesar de estar metido dentro de un segmento determinado. Por poner ejemplos tangibles en el podcast hablamos de los siguens  conceptos turísticos que han sabido marcar la diferencia:

  • The student hotel en Amsterdam: unen lo mejor de una residencia de estudiantes con lo mejor de un hotel. Se generan espacios comunes con un estilo de vida muy millenial y de digital nomas.
  • Una heladería que se llama Little Damage que tiene los cucuruchos de color negro, y han utilizado de una cosa super básica y barata, un cucurucho, juega con la parte visual del helado para generar UGC con una decoración estridente, atractiva para redes sociales, con neones, vinilos, etc
  • The Standard Hollywood: Es un hotel que está en Sunset Bulevard, en Hollywood, ha salido en muchas películas, se hacen muchas reuniones de ejecutivos de cine, y eso genera un aura que va mas allá de la experiencia que genera el propio hotel con sus valores y servicios sino por lo que te hace sentir ese aura que se genera en todo el hotel por el uso que le dan los propios locales y por la utilización del edificio en diferentes películas.

Si ahora mismo estamos en ese punto en el que la conceptualización y la experiencia es lo que diferencia y lo que está de moda en el sector turístico. Si hacemos un recorrido cronográfico, primero fue el desarrollo del sector, después se crearon las tipologías con estrellas, luego nacieron los todo incluido, luego los only adults, luego los conceptos y ahora nos atrevemos a hacer un ejercicio de predicción para adivinar que sería lo siguiente, aquí te dejamos tres propuestas, a ver con cual te quedas:

  1. Se van a trabajar cada vez más los segmento de gustos o hobbies, que una marca se asocie no tanto a una forma de viajar sino a hobbies o intereses específicos, por ejemplo, un hotel que sea super tecky.
  2. Se acabarán asumiendo tendencias como por ejemplo toda la parte de ecología, de naturaleza o de integración sostenible con el destino, etc.
  3. Va a triunfar a combinación entre diferentes tipos de producto dentro de un mismo concepto experiencial que comparten lifestyle. Por ejemplo el hotel converse. Se trata de hoteles que no solo ofrecen o están ligado a un concepto de hotel sino que también vinculan otro tipo de productos. Otro ejemplo podría ser el hotel Bvlgary… al final se vincula un lifestyle de una marca que no tiene nada que ver con el hospedaje con los hoteles.
  4. Otra apuesta que creemos que será tendencia es la personalización cada vez más detallada.

New call-to-action

Tags: ESCUCHAR, experiencia de usuario

Seguro que te interesa...