hoteles-de-diseño-arte

Hoteles que se convierten en galerías de arte

 

Que en los hoteles podamos encontrar piezas de artistas más o menos reconocidos ya es algo que no nos sorprende. La mayoría de hoteles cuentan con algunos artistas que se encargan de aportar su visual para que los huéspedes se sientan como en casa. Obras de arte en lienzo situadas en habitaciones y en paredes o halls con instalaciones artísticas que crean un efecto “wow” que dan la bienvenida a los huéspedes. 

La perspectiva del arte como un elemento decorativo con nombre y apellidos que puede gustar más o menos pero ya hay una lista infinita de hoteles que siguen esta práctica. Podemos incluso decir que tener arte en las paredes, más que una tendencia en los hoteles, es ya una acción mainstream si lo vemos bajo ese punto de vista. 

El arte como atributo de marca

Es el caso de hoteles como The Pavilions Hotel Madrid que se concibe como un hotel y galería de arte a la vez, la sección Amàre Art en los hoteles Amàre Hotels y todas sus aplicaciones en los establecimientos, las colaboraciones con artistas locales y más transgresores en los hoteles Me by Meliá...todos estos ejemplos, van un poquito más allá porque aunque las aplicaciones son muy parecidas a las comentadas al principio del post, la consciencia de movimiento artístico viene intrínseco en la propia marca y forma parte del valor y atributo del hotel.

hotel-galeria-arte

En los tiempos que corren, la innovación y el concepto están llegando al planeta tierra bien calentito y a puntito de caramelo. Es necesario que alguien diga y reivindique la parte no mercante que forma parte del mundo artístico. El diálogo, la y la lógica reivindicativa y crítica que tiene el arte no la podemos dejar de lado porque sino podemos decir que la disciplina no cumple su razón de ser.


El arte como razón de ser...

Los hoteles que se unen a embellecer sus hoteles con arte deberían ser conscientes que no se trata de un elemento decorativo sino que en muchos casos, puede ir mucho más allá y convertirse en la razón de visita. Por eso, voy a poner dos ejemplos que me tienen profundamente enamorada.

habitacion-hotel-arte

El  primer ejemplo, lanzado en 2017 y titulado “El hotel con las peores vistas del mundo”, nació de la mano de Bansky. El conocidísimo y anónimo artista se involucró a la hora de concebir el hotel con su arte más reivindicativo. El arte urbano pasó al interiorismo y ¡booooom!, nació el Walled off hotel ¿...creéis que ha tenido malas críticas por su localización? ¡Todo lo contrario!

Por tanto, tenemos varias hipótesis sobre la mesa: La primera, que las instalaciones están verdaderamente bien y que te mimetizas con la razón de ser del hotel, que el arte de Bansky es capaz de incluso vender habitaciones con vistas horrorosas o que en realidad es un producto tematizado y el cliente va allí a disfrutar de una obra de arte que rompe barreras y fronteras. A mi me gusta pensar que las 3 hipótesis son correctas…¿vosotros qué creéis?

baño-artistico

Otro ejemplo mágico es el del Paradiso Ibiza Art Hotel. Este hotel, con una estética Miami Modern, ha revolucionado instagram esta pasada temporada de verano 2018 y seguramente lo va seguir haciendo esta ya estrenada temporada 2019. La gran diferencia de este “art hotel” es que cumple con todos los requisitos de cualquier proyecto - evento de arte bien gestionado. Y ahora, cito: 

"...se sustenta sobre un programa artístico ideado por el artista y comisario Iñaki Domingo y la realizadora Diana Kunst. Han sido ellos quienes han seleccionado a los 65 artistas que forman parte del estreno de este espacio vacacional que alberga, también, una galería de arte dirigida por Anna Dimitrova. 

Artistas contemporáneos como Pau Sanz i Vila, Thani Mara, Yoko Honda o Marylou Faure han sido los primeros en exponer su obra en las habitaciones del hotel que en lugar de estar numeradas llevan el nombre del autor de la pieza. "Nuestro compromiso es el de mostrar sus trabajos pero no comercializamos con ellos", explica Iñaki Domingo."

El Cultural, 27 de marzo 2019.

 

hoteles con arte

Y sobretodo, este hotel destaca por su compromiso con el arte. Un objetivo de dar difusión a artistas contemporáneos conocidos y no tan reconocidos y alejarse del hecho de la compra-venta de piezas de decoración. Como veis el arte también forma parte de la experiencia de las marcas hoteleras.

 

Oremos...

Oremos. Oremos por sitios originales y hoteleros alineados con su propio producto. Estar alineados va mucho más allá que tener un buen establecimiento. Ser coherentes habla de eso de tener unos buenos atributos y personalidad de marca, tener un ideal y un inspiracional bien trabajado para que al querer un producto con una diferenciación visual potente puedan colaborar activamente artistas y galeristas con una hoja de ruta.

Esa estrategia de marca debe ser creada para que todos puedan entender cual es su razón de ser y gracias a ese documento el artista podrá trabajar en base a una reflexión, teniendo en cuenta su propio trabajo y a la marca que le hace el encargo y viceversa para que se genere un ambiente de creación libre y personalizada. De ese modo, conseguiremos que la experiencia artística vivida por el huésped sea auténtica y sorprendente no solamente por el efecto WOW que genera el arte, sino porque la reflexión y descripción de la pieza sea también la ética y moral del establecimiento. 

¡Y hasta aqui puedo leer! ¿Te has quedado con ganas de más? Puedes saber más leyendo acerca de los elementos más instagrameables de un hotel, ver nuestro querido vlog  titulado El arte como estrategia de diferenciación: 5 ejemplos hoteleros o ¡descargarte nuestros 6 pasos para desarrollar una marca turística social! 100% recomendable por si te ha picado el gusanillo. ;)

 

6 pasos para desarrollar una marca turística social

Por Antònia Maria Rigo | 29 March, 2019 | Categorías: OH! Tendencias, LEER, hoteles con arte | 0 Comment

Acerca de:Antònia Maria Rigo

A los 18 esta mallorquina se enamoró de la independencia, de la magia de viajar y sí, de la publi digital. Esta última ha sido siempre una gran parte de su creativo ser, ha sido digital nomad durante años y vuelve a su isla para seguir haciendo lo que le hace feliz: ser foodie, disfrutar de sus perras, la family, cantar en un grupo acústico con su BFF y si, también jugar al básquet.