Las claves para hacer una lluvia de ideas o brainstorming

En esta nueva videodosis de marketing turístico te explico cómo hacer una lluvia de ideas o brainstorming. Un proceso creativo primario que, conociendo estas técnicas básicas, sin duda te ayudarán a sacar ideas maravillosas para tu empresa turística. ¡Dale al play!

Una lluvia de ideas o un brainstorming es un proceso creativo primario. Un proceso súper útil para crear conceptos, no sólo publicitarios o marketinianos, sino para cualquier cosa, como un nuevo producto, un servicio o una nueva receta. Y estas son las claves que debes seguir para que este proceso acabe en una idea nueva y brillante:

1. Prima la cantidad

En esta fase tan primigenia de la creación de una idea hay que potenciar la cantidad, y no tanto la calidad. Es mejor tener 10 ideas que pueden encajar, que una que estamos seguros que será la mejor… porque igual a tu jefe no le gusta, o a tu cliente… y al final, de primeras, es muy importante tener tantas opciones como posibles soluciones al problema. Así que valora la cantidad de ideas, luego ya tendrás tiempo para pensar cuáles son las mejores.

2. Prohibido prohibir

No se pueden poner límites a la imaginación, ¿verdad? ¡Pues no se las pongas tampoco a la creatividad! Este momento es perfecto para olvidarte de decir NO en cualquier circunstancia. Nada corta más la creatividad que un NO rotundo, que un compañero diciendo que una idea no vale nada… para crear es necesario que la imaginación fluya, y eso no pasa cuando te niegan algo.

3. Cambia el PERO por el ADEMÁS

Con esta sencilla regla conseguirás poner en marcha las dos anteriores claves. Fíjate que si nadie puede poner un PERO a otra idea, no bloqueamos las ideas de ningún compañero, y si encima lo cambiamos por un ADEMÁS, lo que estamos haciendo es sumar más ideas, en vez de restarlas. Así que nunca te olvides de poner en marcha mi regla favorita de los brainstormings: sustituir el PERO por el ADEMÁS.

4. Todas las ideas son igual de válidas

Cada idea, en principio, es igual de válida. Al igual que cada miembro del equipo que participe en el proceso creativo. Hay que motivar la participación por igual de todos los participantes: desde el directivo hasta el becario. Nunca se sabe de qué idea rara, tonta o absurda saldrá la campaña más impactante…

Como ves son 4 reglas sencillas que, sólo con dejarlas claras antes de empezar cualquier una lluvia de ideas te van a ayudar a que el ejercicio creativo sea más creativo si cabe. Y qué mejor para inspirarse que viendo ejemplos de marketing turístico. Seguro que te encanta este completo eBook con 18 ejemplos desglosados de campañas llevadas a cabo por las principales marcas del sector turístico. 

Nueva llamada a la acción

También te puede interesar