Berlín, la experiencia hecha historia

Hoy venimos a hablarte de un destino imprescindible: Berlín. La ciudad ha sabido sacar partido a su historia y la ha convertido en su principal atracción. ¿Quieres saber por qué? A continuación te contamos un poco más sobre la capital alemana.

Berlín es una ciudad antigua con un corazón joven, llena de lugares interesantes y con algo que la hace distinta… la huella de un muro que la partió en dos, tras las Segunda Guerra Mundial y durante los años de la Guerra Fría, y que cayó en 1989, hace apenas 30 años.

Pero, ¿cómo ha conseguido una ciudad como Berlín convertirse en la tercera ciudad más visitada de la Unión Europea?

Berlín cuenta con un montón de monumentos y lugares cargados de historia, cada rincón de la ciudad nos recuerda que fue testigo directo de uno de los episodios más negros de la historia de Europa. 

Resulta tan atractiva para los amantes de la historia por esa misma razón, ya que nos brinda la oportunidad de conocer de primera mano los sitios donde tuvieron lugar los acontecimientos más importantes de la Segunda Guerra Mundial.

Un dato curioso: Berlín no tiene una plaza en el centro como muchas otras ciudades, ¿sabes por qué?

Tras la guerra, Berlín quedó dividida en dos mundos ideológicamente opuestos: la zona Este, donde se creó la República Democrática Alemana (RDA) y la franja Oeste, correspondiente a la República Federal de Alemania (RFA). 

 

¿Qué podemos ver en Berlín?

  • Muro

Es el principal emblema de la ciudad. En Mühlenstrasse, distrito de Friedrichshain, se puede visitar más de un kilómetro de esta reliquia. Cabe destacar, que a día de hoy se conserva el East Side Gallery, casi un kilómetro y medio de pared en el que hay más de cien pinturas que constituyen la mayor galería al aire libre del mundo.

  • Checkpoint Charlie

Uno de los puntos de acceso para extranjeros de Berlín Este y punto de escape clandestino de algunos habitantes del RDA, es uno de los lugares más visitados por los turistas.

  • Memorial del Holocausto

Diseñado por Peter Eisenman, formado por 2.711 los bloques de hormigón que inmortalizan los horrores del Holocausto judío.

  • Kaiser- Wilhelm- Gedächtniskirche

Es una iglesia que sufrió muchos bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Solo resistió una parte de la torre que se conserva sin restaurar para recordar las consecuencias del conflicto. 

 

Estos son solo algunos ejemplos, pero Berlín no solo es la ciudad ideal para los amantes de la Segunda Guerra Mundial, también para aquellos que no pueden dejar de visitar museos cuando viajan

Berlín cuenta con la Isla de los Museos (o Museuminsel), donde se pueden encontrar obras de arte extraordinarias, desde el busto de Nefertiti hasta la imponente Puerta de Ishtar.

En definitiva, Berlín es una ciudad fascinante que además de bares, discotecas, parques, etc, etc. seduce a sus visitantes por su historia. Es su punto fuerte y le saca todo el partido que puede. Por cierto, si vais a visitarla, no os olvidéis de hacer el free tour porque merece mucho la pena.

 

¡Te lo contamos todo en este súper videoblog! Sólo dale al click y podrás sorprenderte con lo que nuestra compañera Ruth cuenta acerca de Berlín, una ciudad con mucha historia.

 

 

Renovarse o morir: 5 marcas que han sabido evolucionar y triunfar

Tags: OH! Tendencias, VER, marketing experiencial

You May Also Like