benchmarketing-branding

El benchmarking para llevar a cabo la estrategia de branding experiencial de tu marca

Si estás en ese punto en el que quieres poner en marcha un cambio en tu marca turística ya de ya pero no sabes cómo validarlo o por dónde empezar… hoy vamos a hablar de cómo hacer un buen estudio de mercado que te ayude a localizar las oportunidades reales y cómo conseguir la inspiración para acabar de evolucionar validar tu idea al 100%.

Hacer un estudio de mercado o un benchmark en turismo te va a resultar súper útil tanto si quieres que tu marca turística evolucione, sea más reconocible y rentable, estás a punto de lanzar un nuevo servicio al que quieres darle identidad ó tienes un ideón que sientes que ya está listo para ver la luz. Se trata de un análisis que nosotras enfocamos desde un punto de vista, sobre todo, cualitativo. 

Vale, ¿pero por qué un benchmark?

Si no estás del todo seguro del valor que aportará a toda tu estrategia de marca ese estudio de mercado, voy a convencerte. 

Para nosotras hacer un buen estudio de marcas tiene 3 beneficios muy claros:

  1. Te ayuda a conocer mejor a tu cliente ideal → Si haces la selección de marcas para estudiar en base a los gustos e intereses de tu cliente ideal (esa es nuestra metodología y lo que siempre recomendamos) podrás, además de tener una visión global de qué es lo que se cuece en el mercado, de entender mejor de qué pie flojea ese turista tan rentable que quieres que se convierta en tu cliente.
  2. Es una fuente infinita de inspiración → Por mucho que quieras clasificar a tu marca como innovadora y vivir en un enorme “océano azul”, estudiar a marcas similares, de la competencia y observar qué es lo que hacen marcas de otros sectores que apuntan al mismo target que tu, te ayudará a sacar ideones de lo más originales. Sí, la inspiración puede llegar en cualquier momento, pero te aseguro que mientras haces un benchmark se multiplican x1.000 las posibilidades de tener una buena idea.
  3. Te permite validar una idea global → por otra parte, también respetamos mucho las ideas locas que se salen del mercado y, aunque en el proceso de benchmark no encontremos propuestas iguales que hayan triunfado, lo que nos ayudaría a validar al completo un concepto turístico, si realizamos el estudio con una visión más global entenderemos perfectamente si el mercado y, lo más importante, nuestro cliente ideal, está preparado para recibirnos con los brazos abiertos.

Si te he convencido, ahora no te queda más que seguir leyendo para ponerlo en marcha en cuanto puedas. Si no te han parecido razones suficientes como para ponerte manos a la obra pásate por nuestro canal de YouTube que hay contenido súper fresco que te ayudará a inspirarte sobre casi cualquier cosa que tenga que ver con branding y turismo.

 

 

via GIPHY

Cómo poner en marcha un buen benchmark para turismo

Primero de todo, y para que nos sirva como pretexto, tenemos que evitar la “parálisis por análisis”. Es decir, toma conciencia de cuál quieres que sea al alcance real de tu estudio y cuál es la información exacta que quieres sacar, limita el número de marcas o de mercados que quieres estudiar porque sino… se te hará interminable, pesado y nada provechoso.

Una vez que ya tenemos claro que esto hay que organizarlo bien para que no se convierta en una terrible Caja de Pandora, vamos a ver, de verdad, por dónde empezar.

La referencia: tu público objetivo

La parte más sensible del benchmark es el momento de la selección de marcas y empresas que vas a querer analizar. Tranqui, que si ves que las marcas que has elegido no tienen la chicha que esperabas, siempre puedes buscar alguna más… Esto no es una ciencia exacta. 

Eso sí, la clave para elegir las marcas que tienen el verdadero potencial para que tu estudio sea totalmente relevante es que sean marcas que consume (o le gustaría consumir) a tu público ideal. Con este criterio de selección podrás entender mejor cuál es ese valor diferencial que hace a ese conjunto de marcas especial y aplicar ese aprendizaje a tu desarrollo de marca.

 

 

via GIPHY

Mira a tu competencia con buenos ojos

Antes de nada, ¿qué entiendes por competencia? Para nosotras es un concepto que va mucho más allá del hotel que está al lado del tuyo o el restaurante con una carta a precios más competitivos. Se trata de entender muy bien qué otras marcas son una opción alternativa real para nuestro cliente ideal en el proceso de compra. Es decir: qué otros productos o servicios pueden sustituir al nuestro cubriendo las mismas necesidades.

Por ejemplo: si se trata de un hotel en Ibiza, a lo mejor tienes que valorar como competencia un hotel de características muy similares a las tuyas en Mykonos antes que un hotel que está en la misma playa, pero que tiene una categoría y unos servicios completamente diferentes.

 

El poder de las marcas de referencia

Como comentamos al principio de este artículo, uno de los beneficios principales de realizar un benchmark para el desarrollo (o evolución) de una marca turística es que es una fuente incesante de inspiración. Y te aseguro que, muchas de ellas, vienen del estudio de las marcas de referencia: aquellas empresas que, sin ser competencia directa tienen marcas que marcan tendencia con productos y servicios que nuestro cliente ideal consume o le encantaría consumir.

Gracias al análisis de las marcas de referencia vamos a poder identificar cuáles son las tendencias del sector que nos encajan para potenciarlas en nuestro concepto y entender ante qué estímulos reacciona mejor nuestro cliente ideal. 

 

Busca tu posicionamiento ideal

Una vez que hayas recogido toda la información que querías recopilar es el momento de reflexionar y entender cómo encaja tu idea dentro del mercado con una matriz de posicionamiento. Al igual que cualquier matriz, se construye sobre dos ejes, una vertical y otra horizontal en la que aplicaremos los dos conceptos que sean más relevantes para el posicionamiento ideal que queremos para nuestra marca.

Al tratarse de un trabajo que realizamos en el marco de una estrategia de branding experiencial para turismo esas dos variables recomendamos que sean lo más cualitativas posible. Por ejemplo, en el caso de un hotel, en vez de posicionar, por ejemplo, el precio medio por noche y el número de habitaciones; proponemos comparar personalización de la comunicación VS perfil de cliente ó Atracción de público residente VS número de outlets con concepto. Si vemos que queremos trabajar más de una matriz, adelante, siempre que nos ayude a clarificar dónde está la oportunidad.

 

 

via GIPHY

Convierte toda esa información en conclusiones

Cierra esta fase de estudio con una recopilación de insights y conclusiones que sean relevantes para el desarrollo de la experiencia de tu marca turística. Para nosotras, un documento máster al que siempre puedas recurrir en todo el proceso de diseño y desarrollo de ese concepto que llevará allí donde quieras a tu marca.

Y para cerrar este breve pero intensa incursión en el mundo del branding experiencial tienes que descargarte este maravilloso eBook gratuito en el que encontrarás ejemplos visuales de 5 marcas turísticas que hacen branding experiencial que seguro te inspiran un montón.

New call-to-action

Por Paloma Gracia | 08 August, 2019 | Categorías: LEER, OH! Marcas, benchmarketing | 0 Comment

Acerca de:Paloma Gracia

Paloma da un paso al frente cada vez que hay que crear una estrategia, campaña o montar un nuevo sarao en las oficinas de Inturea lo que le ayuda a sentir eso que ella llama “cuerpo de viernes” (ah! también se inventa nombres para todo).