turismo-de-experiencias.jpg

¿Qué es eso del Turismo de Experiencias?

Queda claro que el turismo de masas ya no está de moda (sigue existiendo y puede que siga siendo mayoritario, sí, pero ya no es lo que se lleva…). Ahora el sector turístico está avasallado por eso que llamamos “experiencia”, un término tan bonito como abstracto. Y es que tomado desde un punto de vista adecuado, cualquier producto o servicio turístico puede convertirse en una experiencia, pero, ¿qué es realmente el Turismo de Experiencias?

¿Cómo lo veo yo?

turismo-de-experiencias-como-lo-veo-yo

Bajo mi punto de vista, todo cambia en el momento en que quienes nos movemos alrededor del mundo, dejamos de ser “turistas” para convertirnos en “viajeros”. Con la llegada de los viajes low cost y la democratización de los viajes (la apertura de las fronteras europeas tuvo bastante que ver) los amantes del travel hemos visto cómo el mundo se abría frente a nosotros, y con esa apertura, el conocimiento. Y con el conocimiento, las ganas de vivir los viajes de una forma única y, sobre todo, 100% arraigada al destino que visitamos. a su cultura y a sus habitantes.

El turismo de experiencias es un turismo que se aleja de las rutas masificadas para obligarnos a adentrarnos en las cuna de las civilizaciones. Aquel turismo que nos lleva de la mano para que probemos recetas originales hechas de forma artesanal por habitantes de cabañas, o en los hornos de un pastelero del barrio en el que nunca alquilarías una casa. Un turismo que lleva a los viajeros a hacerse cursos de buceo, únicamente para conocer esa barrera de coral que ya no quiere ver a través de los cristales de un barco, sino que desea tocar con sus propias manos.

En definitiva la experiencia turística no es un baño en un spa, sino una visita nocturna a las fuentes termales islandesas; el turismo de experiencias no se trata de irse de compras al Zoco de Marrakech, sino de acercarse a un taller de mosaicos y crear tu propio souvenir gracias a la ayuda de un artesano local; crear una experiencia turística no es vender un paquete a base de transfer, visita, comida y transfer de vuelta, es conseguir que tus clientes sientan que ellos tienen el control sobre su viaje y que, ese viaje les acerque a la realidad del destino que visitan.

Descubriendo paisajes gracias al turismo deportivo

turismo-de-experiencias-deporte

Una de las tendencias que más juego da en esto del turismo de experiencias es el deporte. Volviendo a aquello de vivir las experiencias en nuestras propias carnes: Mallorca en los últimos años se ha convertido en uno de los destinos mundiales de referencia, en cuanto al turismo deportivo.

La isla está logrando la muy deseada desestacionalización, en parte gracias a la visita de miles de ciclistas que recorren la isla de cabo a rabo en los meses previos y posteriores al verano. Grupos de apasionados de este deporte que descubren maravillosos paisajes sobre las dos ruedas, que descubren una parte de Mallorca tranquila y aislada de paquetes turísticos y hoteles con todo incluido. Turismo de experiencias, sí, pero sobre dos ruedas.

El filón del turismo gastronómico

turismo-de-experiencias-gastronomía

No cabe duda de que uno de los elementos más arraigados a la cultura de cualquier rincón del planeta es la gastronomía. Cada destino tiene una oferta gastronómica diferente, no solo debido a su herencia cultural, sino también a los alimentos típicos de cada lugar o las condiciones meteorológicas.

Como muy bien decía mi abuela “a los hombres se les conquista por el estómago”. En mi caso, han sido los destinos los que me han conquistado a través de sus sabores. Me doy cuenta de que, cada vez que le cuento un viaje a alguien le voy haciendo un recorrido por los platos y los recetas que me acompañaron durante el recorrido a este u otro país. Mis experiencias turísticas han estado siempre muy ligadas a la gastronomía: bodegas, huertos, menús en tabernas de barrio, pastelerías en rincones insospechados, elaborar recetas tradicionales en lugares inhóspitos, …

La experiencia gastronómica es parte de la experiencia turística y una experiencia que pasa a formar parte de nosotros, literalmente.

Derriba barreras con la inmersión cultural

Turismo-de-experiencias-cultura.jpg

La inmersión cultural es una experiencia turística no apta para todo el mundo, una experiencia que puede convertirse en uno de esos momentos que te cambian la vida y la perspectiva sobre el mundo que te rodea. Todo porque has sido capaz de vivir tal y como lo hace una cultura que nada tiene que ver con la tuya, de una forma 100% real y durante un tiempo suficiente como para entender su forma de pensar.

Las experiencias turísticas más profundas, sin duda, son aquellas que te despojan de cualquier comodidad, con las que los turistas más tradicionales identifican su viaje, para hacerte dormir, comer y convivir con indígenas, tribus o una familia de esquimales. Experiencias turísticas que nos permiten conocer la realidad del destino que visitamos ¡sin tapujos!

Como has visto el turismo de experiencias no es una forma de hacer turismo, sino una forma de vivir el viaje. Se trata de descubrir, desde el punto de vista de la vivencia, el destino, ya sea sobre ruedas o en kayak; a través de los sentidos como el gusto, el tacto y el olfato, o quitándonos los zapatos y olvidándonos de la electricidad durante 10 días.

Si hay un segmento de la industria turística que han sacado provecho al turismo experiencial esos son los destinos. Para que no te quedes con ganas de más aquí te dejamos un eBook gratuito con las 10 mejores campañas de marketing de destino:

Las 10 mejores campañas de marketing de destino, busca inspiración en estos ejemplos de branding de destino - Inturea, Inbound Marketing

Por Paloma Gracia | 30 April, 2018 | Categorías: Marketing Experiencial para Turismo | 0 Comment

Acerca de:Paloma Gracia

Paloma da un paso al frente cada vez que hay que crear una estrategia, campaña o montar un nuevo sarao en las oficinas de Inturea lo que le ayuda a sentir eso que ella llama “cuerpo de viernes” (ah! también se inventa nombres para todo).