Seguro que habrás oído mucho sobre marketing experiencial: ese tipo de marketing que se fundamenta en la premisa de que un cliente elige un producto o un servicio por la vivencia que ello implica y no por su características o beneficios, y que por tanto, se centra en el objetivo de darle a su público una experiencia positiva, conectando con sus propias emociones.

Somos unos incondicionales de viajar, de conocer nuevas culturas, incluso de los nervios que pasamos antes de coger un avión o de subirnos a un barco, sin embargo, también es posible ver mundo sin moverse del sofá de casa. El ejemplo perfecto sería la realidad virtual, aunque hoy os hablaremos sobre todo de juegos tradicionales y realidad aumentada. Ya sea por su contenido o por cómo interactúan con el entorno los videojuegos son una potente herramienta de promoción turística y vamos a demostrártelo. ¡Comenzamos!