Probablemente, uno de los mayores retos que cualquier marca tiene es conseguir transmitir a sus clientes los valores y el mensaje que quiere. Esto conlleva que se logre expresar correctamente el mensaje deseado y que, además, el mensaje alcance al target de cada empresa.

Hoy vamos a hablar de Harley Davidson, uno de los pioneros del marketing emocional, a través del cual consiguió crear un movimiento y un estilo de vida en torno a su producto. Aunque existen multitud de “culpables”, a continuación hablaremos de la pieza fundamental de este caso de fidelización de clientes: su comunidad HOG (Harley Owners Group).