Cuando lees en las redes o contenidos multimedia un DIY (Do It Yourself) piensas en elementos de manualidades fáciles de hacer con muy pocas herramientas, el resultado es siempre algo útil que te ayuda en tu día a día.