neuroturismo.jpg

NeuroTurismo: ¿qué es y cómo podemos aplicarlo?

El neuroturismo surge como una especialidad dentro del neuromarketing, por este motivo, antes te explicaremos el concepto y el uso del neuromarketing. ¡Empezamos! 

El neuromarketing es el estudio práctico de la neurociencia en la disciplina del marketing. Entre sus objetivos encontramos. Conocer el método con el que el cerebro interioriza y traduce los estímulos a los que el consumidor está continuamente expuesto.
  • Entender y complacer cada vez mejor las necesidades y expectativas de los clientes.
  • Reconocer las reacciones emocionales que se generan al obtener un producto o realizar un servicio.
  • Ejecutar previsiones fiables sobre el comportamiento del consumidor por medio del estudio de su mente para elegir, de una manera más eficaz, el formato y el desarrollo de los medios de comunicación.
  • Mejorar gradualmente el conocimiento de los consumidores y de las marcas aplicando las estrategias de branding de las compañías.

neuroturismo

Esta disciplina no estudia el cerebro de forma genérica, sino que se centra en conocer los niveles de emoción, atención y memoria que muestran las personas a diferentes estímulos. Wow!

  • Atención: lo que induce que de repente una persona centre todos sus sentidos en algo.
  • Emoción: cuándo y de qué modo rebatir a los sentimientos para que ese producto provoque una reacción.
  • Memoria: se pretende averiguar cómo, cuándo y dónde enseñar el logo para que la persona lo retenga más en su cabeza.

Estos 3 campos son los que concluye el planteamiento y los resultados de cada estudio. A diferencia del marketing tradicional, este permite aplicar actividades más específicas y por qué no, acertadas. 

Así, el neuroturismo es una nueva disciplina que une ciencia, marketing y turismo. ¿Cómo te quedas? Utiliza técnicas y herramientas de la neurociencia del marketing aplicándolas a la comunicación y al diseño en el ámbito del turismo. Éstas son capaces de calcular la impresión del individuo, determinando la rapidez cerebral y la del sistema nervioso sin necesidad de que el individuo participe conscientemente.

Sin duda, esta rama del neuromarketing tiene por delante un gran futuro, puesto que las organizaciones que quieran ser competitivas en este sector cada vez más exigente, tendrán que aplicarlo tanto en sus investigaciones como en sus aplicaciones prácticas.

 

¿Cómo lo aplicamos?

Vale, ya nos ha quedado claro lo que es el maravilloso concepto del neuroturismo, pero, ¿cómo podemos aplicarlo como marca turística? Quizá solo necesitas un poquito de inspiración divina, así que, te traemos dos ejemplos suuuuper inspiracionales y rompedores que no te puedes perder: la guía emocional en Singapur y el caso de Expedia. ¡Vamos a echarles un vistazo!

Guía emocional en Singapur
La Oficina de Turismo de Singapur, con la colaboración de la Universidad de Sidney, ha lanzado una guía emocional para tener unas vacaciones perfectas. Se espera que, en el futuro, este itinerario sirva para que los viajeros puedan escoger experiencias concretas que les aporte las emociones deseadas.

neuroturismo

Para la realización de esta guía se llevó a cabo un estudio muy preciso que medía los niveles de alegría, emoción, bienestar, ansiedad y tranquilidad de los participantes. En este caso, la organización recurrió a nuestras queridas redes sociales y tendencias del momento, escogiendo como una de las familias afortunadas a la de la reconocida bloguera australiana, Fat Mum Slim (su blog, su insta).

A través de electroencefalógrafos aplicados a unos sensores colocados en las cabezas de los miembros de las familias, se captaban y registraban, a tiempo real, las reacciones cerebrales de los turistas durante la experiencia en Singapur. Un resultado significativo de este estudio basado en el neuroturismo enseña que los viajeros encuentran inquietudes similares durante la misma excursión, pero no todos reaccionan igual frente al mismo estímulo.

Otra conclusión que se ha reflejado ha sido que los participantes en el estudio se encontraban más complacidos cuando realizaban actividades únicas propias de Singapur, como la visita al Sands SkyPark Observation Deck. ¡Dentro video! ;)

 

 


El caso de Expedia
Era cuestión de tiempo que el neuroturismo se utilizara de manera práctica en la fase de planificación del viajero. Por este motivo, Expedia ha decidido investigar y aplicar este concepto para simplificar el proceso de compra de viajes con el objetivo de reducir el estrés que provoca la búsqueda de viajes online, y acercar la solución al turista al adelantarse a sus motivaciones. 

NeuroTurismo

Para llevarlo a cabo, Expedia ha diferenciado dos fases:

  1. La primera se trata de un rastreo de los usuarios a través de la tecnología electromiografía. Con ella, se estudian los gestos y las expresiones faciales para así obtener resultados sobre el impacto que tienen las búsquedas en su estado.

  2. La segunda fase consta de un seguimiento ocular, con lo que se accede a la obtención de datos sobre el orden de la información más importante para el usuario y qué decisiones ha tomado el consumidor después de haber observado algún aviso en la pantalla.

Esta increíble y elaborada acción ha llevado a Expedia a limpiar los resultados enseñados en su web y hacer de su interfaz algo mucho más instintivo y sencillo para los usuarios. Un curioso mecanismo surgido a partir de este análisis es ‘Mis Listas’, que permite al usuario guardar sus búsquedas y predecir los precios. ¡Menuda maravilla!

¡Y hasta aquí el post de hoy! Espero que te haya resultado interesante y que esto del neuroturismo te haya inspirado, quién sabe, podrías empezar a aplicarlo en tu marca turística. Ah, y como siempre, si quieres seguir aprendiendo sobre lo último en marketing turístico y el mundo digital, aquí abajo te dejo un ebook gratuito. ¡Nos vamos leyendo!

Nuevo llamado a la acción

Acerca de:Xisca Truyols

Reconoce que la gran ciudad, aka "los Madriles", le han dejado huella, pero sabe bien que como en Mallorca, nowhere! Lo suyo sin duda es el marketing, viajar (empieza el año siempre en un país diferente), y además, cocinar. Cuidado, que lo mismo te hace una paella al ritmo de la misteriosa música ochentera de la banda sonora de Stranger Things (es muy fan).