Marketing experiencial: Las rayuelas flamencas de la bienal de Sevilla

Marketing experiencial: Las rayuelas flamencas de la bienal de Sevilla

Hoy os traemos un ejemplo muy claro, original y llamativo de una increíble campaña de marketing experiencial, marketing de guerrilla y street marketing :). Si, tiene todo esto, y es que está inspirada en una expresión artística no menos genuina... el flamenco.

Uno de los encuentros más potentes de flamenco, si no el más importante del panorama mundial, es la Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebra cada dos años en la capital de Andalucía. Un mes entero donde la ciudad se llena de espectáculos flamencos en distintos escenarios, a cada cual más emblemático, que conducen al abonado a través de un itinerario cultural y turístico por toda la ciudad.

Se trata de un festival muy relacionado con el patrimonio hispalense y universal; no en vano el flamenco fue declarado en 2010 Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Esto se traduce en una mayor visibilidad de este arte tan nuestro, lo cual indudablemente, repercute en el turismo. Hacia finales de verano, cada dos años,  la ciudad se inunda de aficionados de todo el mundo que llegan hasta Sevilla para asomarse al escaparate más importante de este arte de raíces profundas que eclosionó en Andalucía.

Flamenco, marketing y espacio público

Desde sus inicios, la comunicación del festival se ha caracterizado, al igual que las ferias de los pueblos y regiones, por el diseño de un cartel artístico. Estos carteles, con el paso del tiempo, se convierten en auténticas piezas de coleccionista. Pero hace ya unos años que desde la organización están implementando otras técnicas de comunicación más modernas y no están para nada ajenos al uso de redes sociales. Esto les permite alcanzar a su público potencial alrededor del mundo con originales campañas.

Hoy en este post intureano, nos gustaría hablar de esta ingeniosisíma campaña de marketing experiencial de la bienal del año pasado, mediante la cual se acercó a los vecinos de la ciudad algo tan complejo como el compás flamenco. ¿Cómo? Sencillo, con unas 70 rayuelas flamencas diseminadas por la ciudad, pintadas con spray en el suelo, en los lugares más insospechados. Esa rayuela no anunciaba lugar ni hora, ni programa, ni artistas... Ésta “pintada” en el suelo no tenía mucho sentido si no se experimentaba con ella, y es que si te lanzabas a recorrerla a dos “patas” o a la “pata coja”, según te indicará…. ¡hacías sonar un auténtico compás por soleá!

En el video presentación de la campaña era Patricia Guerrero, la famosa y joven bailaora, y cómo no participante del festival, quién nos mostraba lo que podía pasar si te topabas con una de las rayuelas de la bienal,  ¡Echa un vistazo!

Como muchas otras de las intervenciones en la calle que ya son habituales en torno a la celebración de los festivales de baile, como los flash mobs (a veces simultáneos entre varios países) protagonizados por artistas como Farruquito, Pastora Galván o Niña Pastori, la campaña fue un éxito a varios niveles: no solo en cuanto a la repercusión mediática, si no a la hora de acercar la experiencia del flamenco a la ciudad a través de un soporte publicitario 100% bailable. ¡Ojo!, que no todo el mundo puede acceder a los espectáculos del festival; este guiño fue sin duda un buen detalle para la ciudad).

Otras campañas flamencas de marketing experiencial

El baile como expresión artística es un producto estrechamente ligado a lo experiencial que tiene el bailar de por sí, y a la emoción de ver bailar, por eso este tipo de campañas tienen tanto sentido.

En este post hablamos de marketing experiencial, pero concretamente del marketing experiencial aplicado a un gran festival de arte, y más en concreto de baile flamenco.  Cualquiera que sepa un mínimo, sabe que el flamenco se aleja más de lo que pueda parecer el tópico folclórico de las sevillanas. Cada vez más, el turismo y el flamenco auténtico se están uniendo para crear campañas que, si bien nacen para publicitar el festival, son excelentes campañas de turismo de destino.

Hay campañas tan bonitas como la que te mostramos a continuación, donde nos encontramos con un relato del Madrid más cañí a través de la historia que narran las distintas coplas que hablan de la ciudad. No te lo pierdas:

 

Hasta aquí nuestro post con un nuevo ejemplo sobre marketing experiencial, que además acaba hilando con el marketing turístico. Esperamos que te haya sorprendido tanto como a nosotros. Además, ahora ya sabemos cómo va un compás por Soleá…. Como siempre, no acabamos aquí: si quieres conocer más sobre marketing experiencial aquí tienes tu Ebook gratuito… ¡oleee!

New Call-to-action

Acerca de:Mónica López de Lis

Mónica ha llegado para ponerle un poco de arte a Inturea con su espíritu gaditano y el saber hacer del hemisferio sur. Así va ella, gestionando clientes como unas castañuelas.