escribir-un-post-de-blog-de-forma-rapida-y-eficaz.jpg

Cómo escribir un post de blog de forma rápida y eficaz

Pasarse horas delante del ordenador, con el documento abierto y una sola palabra escrita (con suerte), con la barrita del cursor parpadeando, esperando cual semáforo en ámbar - que si, que no… A muchos nos ha pasado, te entendemos, conocemos esa sensación - we get you! Es realmente frustrante pasarse días y días tratando de escribir un solo post de blog esperando a la inspiración divina. Pero eh, que no cunda el pánico, estoy aquí para echarte una mano.Antes de comenzar, mi primer consejo es que no quieras hacerlo todo a la vez - ¡me agobio solo de pensarlo! Lo suyo no es abrir el documento de trabajo y tratar de escribir todo lo que se te ocurra de golpe, investigando al mismo tiempo, sin seguir una estructura clara, sin tener ni idea realmente de qué quieres decir o cuál será tu conclusión/objetivo.. Vamos, que si quieres agobiarte, esa es la perfect recipe, y no es lo más ideal. Así que, hoy te traigo unos pocos consejos sobre cómo escribir un post de forma rápida y eficaz. 


Estructura primero

Haz un esbozo, un esqueleto, un draft ¡como quieras llamarlo! Antes de empezar a escribir, hay algo que suele ayudar mucho (aunque pueda parecer que no, o que es una “pérdida de tiempo” en un principio): estructurar.

En realidad, es muy sencillo, y solo tienes que dividir en diferentes secciones. Quizá prefieras hacer esto en papel, y no en el documento real en el ordenador (para no agobiarte). ¡Ir rellenando “bloques” o secciones incluso puede acabar pareciéndote hasta un juego! Sin duda, se te hará más amena la tarea.

estructurar

Puedes estructurar tu post en estas secciones:
  • introducción: antes de redactarla, si te ayuda, puedes anotar primero lo que querrás comentar de manera sencilla, con algunas palabras claves, en bullet points. Por otro lado, también puede servirte hacer esto primero con la conclusión para tener bien encaminada la “dirección” de tu post.
  • cuerpo del post: divide esta parte en cuantas secciones necesites, unas dos o tres es lo más recomendable. Así, conseguiremos que ni a ti ni a tu lector se le haga demasiado pesada la redacción o lectura. Para ayudarte, puedes dividir mediante pequeños títulos o temáticas o listados.
  • conclusión: como con la introducción, anota de forma fácil cuatro puntos que quieras comentar para cerrar tu post. con palabras clave, y recuerda dar un breve repaso a lo que has hablado en el cuerpo.

Practica, y no postergues

Como con casi todo en la vida, la práctica hace la perfección. Nuestra recomendación es que trates de no postergar el escribir tu post infinitamente, esto acabará por agobiarte y ver la “tarea” como algo realmente tedioso y negativo.

¡Lo mejor es practicar cada día! ¿Cómo? Verás que es mucho más fácil ir añadiendo poquito a poquito a tu post en lugar de postergarlo e intentar hacerlo en un solo día. No te agobies, aunque estés estancado. Intenta reservarte unos minutos al día para esto, ¿20/30 minutitos quizá? Si te ayuda, también puedes ponerte una alarma cuando empieces a escribirlo para que te avise cuando puedas hacer un stop (a no ser que te hayas súper-inspirado y necesites seguir escribiendo casi como el respirar).

Separa investigación y redacción

separa-investigacion-y-redaccion

No lo hagas a la misma vez, y recuerda, un buen research es la base de tu post - sin él, o no te saldrá, o te estancarás, y/o te será el triple de difícil escribirlo. Además, ten en cuenta que el proceso de investigación puede ser de lo más entretenido, ¡se entera uno de cada cosa! La idea es que mientras estés navegando en busca de información, no escribas nada de tu post, solo te va a liar. Busca, haz apuntes, hazte un listado de referencias para usar en el post, etc. Tras esto, repásalo y todo y luego ponte a escribir. 

Si mientras escribes, ves que no te acuerdas de algo, no vayas a comprobarlo a tu research en ese preciso momento - es una interrupción que al final te distraerá. En su lugar, márcate esa parte en algún color llamativo o pon un asterisco para volver a ello cuando hayas acabado de escribir.

No edites y escribas a la vez

Uno de los errores más comunes que a veces cometemos es estar escribiendo el post y a la vez tratar de ir enmendando errores, buscar más cosas por la red, en fin, editar cualquier tipo de cosa. No escribas una frase y al segundo vuelvas a leerla y repasarla entera o querer que esté perfecta, así solo conseguirás estancarte. Ponte a editar únicamente cuando hayas acabado de redactar. Primero, haz tu primer draft, saca todo el contenido y una vez lo tengas, puedes revisarlo y ponerte a editar errores o hacer cambios.


Escribir puede que no sea lo más fácil del mundo para tí, pero sin duda se puede hacer de ello algo más ameno y divertido. Recuerda intentar aplicar todos los consejos que te comento: estructura, practica y no postergues, separa investigación y redacción, y no intentes escribir y editar a la vez.

Espero que todos estos consejos sobre cómo escribir un post de blog de forma rápida y eficaz te ayuden a darle a la tecla como todo un expert@ a partir de ahora. No hay nada más satisfactorio que ver un post tuyo publicado del que realmente estás súper orgullos@. ¿No crees? Solo hay que ponerle ganas, aligerar los procesos y amar cada letra que escribes. ¡Ah!, y como siempre, te dejo con uno de nuestros eBooks descargables. ¡Hasta la próxima! 

Visibilidad online - Los hoteles con mas visibilidad en Internet

Por Zoila María Checa Molina | 12 April, 2018 | Categorías: Visibilidad Online, Blog | 0 Comment

Acerca de:Zoila María Checa Molina

Zoila tiene formación británica: habla inglés con acento propio de cualquier huésped del Buckingham Palace, toma el té de las 5, ama la puntualidad y es muy fan de los días de lluvia (consecuencias de ser pseudo-londinense…).