Colores pantone de hoteles y destinos turísticos

Colores Pantone de hoteles y destinos turísticos

Verde que te quiero verde. ¿Cómo sería la vida sin el color, esa maravillosa percepción visual captada por nuestra retina capaz de transportarnos al onirismos más lúcido? En Inturea, a diferencia de Goethe, no nos consideramos unos teóricos del color, pero comprendemos que posee un lenguaje propio tan efectivo que es capaz de iluminar nuestra translúcida y endeble pupila solo con un juego de ondas, luz y una pizca - pongámonos un poco Raphael- de misticismo.

Relacionamos el color con infinidad de elementos de nuestra vida tales como sensaciones, instantes de nuestro pasado, personas, paletas de Nikki De Jager e incluso, mira tú por donde, que cheesy somos a veces, emociones. Tal carácter simbólico y evocativo edifica un elaborado y bonito árbol cromático que se levanta step by step, raíz by raíz en nuestro imaginario personal. Ay, pequeña Dorothy Gale, imposible no recordarte pateando por aquellas baldosas de color amarillo distópico irracional, pero igual de reconfortante que la salida del sol durante el alba álgida y gris.

Un bien natural visualmente tan jugoso como es el pigmento, capaz de evocar una sensación visual concreta y por ende reforzar el carácter experiencial no podría haber pasado desapercibido por el sector turístico y unos bípedos codependientes del dinero como nosotros, los human being. Es por eso que muchos hoteles aplican una gama cromática estudiada al dedillo que logren transmitir, a través de diversos espacios, una experiencia concreta de una forma más sensorial e intensa.

Someter nuestra retina a semejante colonización premeditada es, sobre todo si se aplica bien, tonificante. De lo contrario puede evocar una sensación más parecida a José Luis Moreno dedicándote ‘Tócame o dejáme’ en la nochevieja del noventa y seis que a la brisa tropical de Maldivas en una tarde de verano.

En este post nos hemos propuesto identificar una serie de hoteles y destinos mediante los colores establecidos en la bíblia cromática por antonomasia, el sistema de control de colores Pantone. Así que, querida Viridiana, hecha un poco de cristasol a tus lentillas porque vamos a darle color a esos pequeños y tristones ojos azul oscuro casi negro.

Este año el color coral (Pantone 16-1546) ha sido elegido como color del año. Así que levántate y tira todas tus prendas nuevas de temporada porque mira, chica, ya se han quedado para el circo. Es broma, no nos malinterpretes, no pretendemos que vayas por la calle como si de un melocotón andante te trataras; no hace falta seguir las modas Pantone al dedillo, pero si por casualidad eres una persona apasionada del color hemos encontrado el destino perfecto para ti.

Se trata del Royal Beach Resort, ubicado en Miami, un alegre hotel perteneciente a la marca Tribute Portfolio que recientemente ha trabajado con el mismo Pantone en la creación de un espacio pop-up dedicado exclusivamente a este color. El uso de este color aporta un aire exótico que evoca tranquilidad y alegría, perfecto para un destino tan tórrido como Miami.

Pantone Royal Beach Resort

Si por el contrario tu reloj de latidos prefiere el incesante ruido de ciudad y además gusta de rodearse de la exquisitez y sofisticación al más puro estilo Carrie Bradshaw, The Empire Hotel, en Nueva York, es tu hotel. Construído en uno de los barrios más codiciados de la gran manzana, el hotel juega con una combinación de ocres y colores tierra que evocan al Nueva York más Woody Allen; jazz, nostalgia y una copa de Bourbon en la mano.

Pantone The Empire Hotel

Decía Gianni Versace que el trabajo de un diseñador debería hacer soñar a la gente. Puede ser que debido a eso su estilo fuera tan atrevido, barroco, excitante y con una pizca de locura. Al igual ocurre con los hoteles que la marca textil posee en destinos tan exóticos como Dubai. Aunque el Palazzo Versace de la ciudad artificial  posee un estilo más ameno al que nos tiene acostumbrados la marca, el uso de colores sigue un camino claro: evadirte de cualquier pena anterior sumergiéndote de lleno en una fantasía desbordante repleta de lujo y ostentosidad. El color que mejor representa a este hotel es, por su valor lujoso y de magnificencia, el P 143-9C.

Pantone Palazzo Versace

Cambiando de tercio y de color, si te gustan los destinos más suaves y femeninos, el Hotel Barceló Oviedo Cervantes, en Oviedo, es tu edén ideal. Su uso del color rosado (Pantone F7CAC9) evoca feminidad y ternura, al mismo tiempo que logra transportarte a un estado de nubes de algodón donde tu única preocupación será qué cóctel tomar en el bar mientras críticas la última novela de Lucía Etxebarria.

Pantone Hotel Barceló Oviedo Cervantes

Si por casualidad ninguno de los anteriores hoteles te ha apasionado lo suficiente y, al igual que nosotros, tu naturaleza es más de Algeciras a Estambul, tu destino debería ser, y no es por echarnos flores, nuestra querida isla de Mallorca. Más allá del ideal que los medios quieren infundirnos cueste lo que cueste, la hermana mayor de las islas posee unas cualidades especiales que logran evocar la mejor sensación que pocos destinos podrían ofrecerte: paz. Un color se le queda muy corto, incluso la paleta más extensa del mundo empobrecería al identificarse con ella, pero en Inturea lo hemos intentado y creemos que el mejor color representativo es el Pantone 127-3 C, por la tonalidad del agua cristalina que tanto nos representa y que, en sintonía con el color del  cielo recrean el edén perfecto

Pantone Mallorca

El color, ante todo, es una herramienta que nos permite sentir y puede lograr emocionarnos de una manera tan sutil y sibilina que a penas nos percatamos. Decían que Lorca le espetó a un camarero de un bar la expresión con la que se ha abierto este post. El camarero, extrañado, le preguntó qué significaba aquella expresión tan singular a lo que el poeta le contestó qué le parecía a él, qué significaba para él. El camarero, después de dudar un instante, le respondió: “No lo sé, pero me gusta mucho’.

Por Xisco Bennassar | 12 February, 2019 | Categorías: OH! Experiencia, LEER, Pantone, diseño | 0 Comment

Acerca de:Xisco Bennassar

Este historiador de corazón domina el diseño gráfico (y el diseño en todas sus virtudes), además de que maqueta con una sensibilidad realmente especial. Encuentra la belleza en lo más trivial y es felíz con los pequeños detalles, ya sabes, los días de lluvia y música una tarde de invierno o disfrutar de la fotografía química. ¿Su mayor sueño? Vivir dentro de una de las emblemáticas películas de Wong Kar-Wai.