Coco-3-fails-de-Traducción.png

3 fails de traducción en campañas turísticas

Hoy te traemos un post con algunas de las meteduras de pata más sonadas en el campo de la traducción turística y un último gran ejemplo para demostrarte que también hay traducciones que enamoranUna mala traducción puede llevar tu negocio al bochorno… ¡y casi a la ruina! Además, si nos centramos en un sector como el turístico, aún más, ya que tu clientela es global. Este es además uno de los principales sectores en España: aportó 172.900 millones de euros a la economía en 2017, lo que supone un 14,9 % del Producto Interior Bruto (PIB).

En este campo, la traducción siempre ha sido un elemento clave y decisivo: si tienes que buscar habitación porque te vas de viaje, y encuentras la web y el servicio en tu idioma materno, las probabilidades de reserva son mucho mayores y la satisfacción respecto la experiencia vivida por el cliente sube como la espuma.

Sin embargo, ¿qué pasa si el autor de la reedición de un texto en otro idioma no es otro que Google Translator? Pues que se avecina una crisis reputacional importante, que puede quedar en lo anecdótico y convertirte en el hazme reír de las redes durante un tiempo, o que tus clientes te pongan la cruz y opten por irse a la competencia, que parece un poco más profesional y de calidad. Al final, la traducción turística es publicidad, y no debemos olvidar que esta es un excelente medio de promoción.

Vamos a ver esos tres errores de traducción: 

 

1. ¿Un centro de arte con nombre banquero?  

¡Sed todos bienvenidos al centro del saqueo!

Para empezar, os traemos este caso del Centro Botín, inaugurado a principios de 2018. En FITUR se presentó la web oficial traducida a siete idiomas. Las redes no tardaron en poner el grito en el cielo al ver cosas como 'Loot Center' (centro del saqueo) para Centro Botín o 'Historic Helmet' (casco histórico) para referirse a la zona más antigua de Santander. Otro ejemplo de literalidad es la expresión “un lugar de lo más versátil” por la inglesa “a place of the most versatile”. Estos son solo algunos de los casos en inglés, pero estos errores se extendieron al resto de idiomas de su página web. Parece ser que, al menos la sección anglosajona, está ahora correctamente traducida:

 

 

2. ¿Le apetece viajar en cueros?

Uno de los casos más famosos fue el de American Airlines, que en los años 80 lanzó una campaña para promocionar la incorporación de sillones de piel a primera clase. En inglés, con un simple ‘Fly in Leather’ conquistó a la audiencia, pero para el mercado mexicano optó por un gracioso ‘Vuela en cuero’, que daba a entender que animaban a volar a sus pasajeros… ¿desnudos?

Algunos rumores apuntaron a que el fallo idiomático fue incluso intencionado para ganar difusión de la campaña, ¿pensáis que pudo ser así? Por aquel entonces no se conocía el fenómeno viral tuitero del siglo XXI, aunque sí que consiguió un puesto destacado en los periódicos locales. Para muestra un botón:

 Foto 3 - B

 

3. La Macarena Basilica

Con casi 3.000 retweets y más de 2.300 “me gusta”, Sevilla fue el centro de todas las miradas internautas en agosto de 2018. La ciudad de la Giralda decidió, sabiamente, que debía renovar la señalética de monumentos de la ciudad, aunque se comenta por las redes que la Cruzcampo le jugó al traductor una mala pasada:

Foto 4

 

El problema no es solo la burla y la mofa que esta acción conllevó, sino el sambenito que le cayó a la ciudad. El ayuntamiento emitió un comunicado posterior afirmando que la traducción estaba hecha por profesionales, y defendió esta repetición aludiendo a que los nombres propios no deben traducirse. Entonces… ¿quizás se trate de un problema del diseñador de los carteles, quien debía haber evitado la duplicación innecesaria del texto? En cualquier caso, está claro que no invertir en buenos profesionales puede salir caro.

Otro gran campo de traducciones esperpénticas es el menú de los restaurantes. Sin embargo, eso se lo dejamos a El Comidista, quién hace unos meses elaboró una recopilación de lo más divertida. Pasen y vean ¡qué no tienen desperdicio!

 

But wait… I need Spain, la campaña que tiró de tópicos y conquistó corazones

Uno de los grandes retos a los que se enfrentan los traductores que pasan mensajes de una cultura a otra son los culturemas, aquellos términos que hacen referencia a un elemento presente en una cultura concreta y cuyas connotaciones van más allá de su significado. Por ejemplo, “sangría”, no es solo vino tinto y frutas para un español, sino tiempo de vacaciones, con amigos, verano, calor, etc.

Muchas veces, estos culturemas también son tópicos, y no son fáciles de explicar dadas sus implicaciones. Sin embargo, Turespaña supo darles la vuelta muy bien y venderlos fuera de nuestras fronteras.

Foto 5

 

Aquí te dejamos el vídeo para que veas la campaña completa tanto en inglés como en español para que puedas comparar y decirnos qué te parecen. Nosotras pensamos que tiene todo lo que una buena campaña de marketing turístico requiere, y la traducción está a la altura de las circunstancias.

Y tú ¿sabes de alguna otra campaña que haya sido un fiasco en su traducción? ¿O alguna otra cuyo traspaso a otra lengua haya sido reseñable? Cuéntanoslo que estas cosas nos parecen la mar de interesantes.

¡Nos leemos en el próximo post! Y mientras tanto te dejamos este ebook de cinco campañas de marketing turísticas que han triunfado en las Redes Sociales. 

Nuevo llamado a la acción 

Por Coco Baca | 26 September, 2018 | Categorías: Marketing Turístico, inspiración | 0 Comment

Acerca de:Coco Baca

Coco es una mochilera de libro: vegeta, animalista, excursionista y nómada. Si algo le caracteriza es su heterogeneidad: ha vivido en 5 ciudades diferentes en los últimos 10 años, en los que ha ejercido de traductora, desarrolladora web o analista de inversiones. Ella dice que es porque le encanta meterse en todos los “fregaos” ¡sumamos un culo inquieto más a la oficina!